Ir a contenido

MARCHA CONTRA COLAU

Protesta vecinal contra la "Barcelona que no funciona"

Vecinos de siete barrios marcharán el sábado 15 contra "la degradación y la inseguridad" que sufren Ciutat Vella y su entorno

El Periódico

Marcha del 18 de agosto en la Barceloneta contra la inseguridad y el incivismo.

Marcha del 18 de agosto en la Barceloneta contra la inseguridad y el incivismo. / ALVARO MONGE

Cuatro columnas que se unirán en un ataque coordinado contra una Barcelona que, a su modo de ver, no funciona. Asociaciones de vecinos, entidades y residentes a título personal han convocado el sábado 15 una manifestación que terminará en la plaza de Sant Jaume para hacerle ver a la alcaldesa Ada Colau que en el distrito de Ciutat Vella, y en otras zonas colindantes, la "degradación y la falta de seguridad" es insoportable. 

Lo han llamado "tsunami vecinal". Para muchos será una válvula de escape tras un verano complicado. Muchos dirán que no ha sido excepcional, que julio y agosto han dejado lo de siempre: botellón, fiesta desmesurada, venta ambulante descontrolada. Pero muchos otros alegarán que en estos meses han vivido situaciones excepcionales: violentas peleas, mucha suciedad, atracos, narcopisos, el peligroso regreso de drogas que se creían en retirada. Estos segundos son los que se espera que marchen desde la Rambla, la Barceloneta, la Vila Olímpica y el Fòrum.

Las columnas

Se esperan barceloneses indignados del Poble Sec, Gòtic, la Barceloneta, Vila Olímpica, Poblenou y el Besòs i Maresme, los barrios que se espera que se sumen, en mayor o menor medida, esa está por ver, a la protesta del fin de semana. Las cuatro columnas han quedado en Via Laietana a las 18 horas para entrar al corazón político de la capital catalana juntos por la calle de Ferran. A las 18.30 horas se les espera en Sant Jaume, donde habrá lectura de un manifiesto que no escatimará críticas contra Colau y contra la concejala de Ciutat Vella, la antes activista vecinal Gala Pin

El pasado agosto ya hubo varias concentraciones en la Barceloneta (la última congregó a unas 700 personas) ante la situación que se ha vivido en estas calles durante el verano. De este barrio ha salido precisamente la idea de unir voces "contra problemas que se arrastran desde hace mucho tiempo". Es una incógnita el número de ciudadanos que se unirán, pero tanto vecinos del Gòtic como de la Vila Olímpica o el Poblenou ya han anunciado su intención se sumarse. 

Desde la Vila Olímpica partirán desde la plaza de los Voluntaris. Se sumarán muchos de los residentes en las calles cercanas a la zona de ocio nocturno, hartos del incivismo que sufren (sobre todo los que viven en el entorno de la parada de metro de la L4). También desde el Raval se congregarán, entre otros, afectados por el botellón y los grafiteros de la plaza de Castella

Ciutat Vella se está convirtiendo en un auténtico caballo de Troya para Colau. El 8 de agosto ya tuvo que pasar por el trance de ser reprobada por toda la oposición, excepto la CUP. Sucedió durante una comisión extraordinaria solicitada por el resto de grupos, preocupados por la inseguridad y el incivismo. Todo esto sucede, a nadie se le escapa, a ocho meses de las elecciones municipales.

0 Comentarios
cargando