Ir a contenido

ANIMALES SALVAJES

Un jabalí ataca a una familia en el parque del Tibidabo

El animal hirió a la madre, que llevaba una mochila con comida, a la salida del recinto

Felipe Valenzuela

Un jabalí de Collserola, adentrándose en territorio urbano.

Un jabalí de Collserola, adentrándose en territorio urbano.
El Parque del Tibidabo, en 2016

/

El parque de atracciones del Tibidabo fue el escenario de un ataque de un jabalí contra una familia barcelonesa el pasado martes por la tarde. "Me embistió y me levantó dos o tres veces", asegura Núria Medina, víctima de la agresión. Según datos del ayuntamiento, la presencia de estos animales llega a los 1.500 ejemplares solo en Collserola, cuando el espacio natural debería albergar como mucho a unos 600.

Medina salía del parque de atracciones junto a su marido y sus dos hijos cuando divisaron uno de estos animales. "Lo vimos rebuscando en la basura -explica la afectada-. Estábamos saliendo del recinto para coger el bus y nos topamos con un jabalí gigante". Para evitar el contacto con el ejemplar, la familia se alejó lo máximo posible del animal, caminando lentamente por la zona opuesta, pero la mochila que acarreaba le jugó una mala pasada

"Los niños no querían volver"

"Mi hijo es diabético y en la bolsa llevaba insulinagalletas zumos -relata la madre-. No me dio tiempo a reaccionar. Quería sacar la comida que llevaba y tirarla para evitar que se me acercase pero en nada me embistió me levantó del suelo dos o tres veces". La escena fue de todo menos agradable ya que aparte de las heridas, Medina iba acompañada de sus hijos y de otra familia también con críos. "Ya en el hospital, el mayor decía que no quería volver nunca más al parque y el pequeño luego no quería irse a dormir. Normal por el susto y por verme la pierna con sangre", explica la madre. Según la propia afectada, otros testigos del suceso volvieron a ver al mismo jabalí junto a sus posibles crías, lo que explicaría la actitud agresiva del animal.

Detalle de las heridas sufridas por Núria Medina a raíz del ataque de un jabalí.

El ataque del jabalí le ha ocasionado a Medina un hematoma en el muslo, dos puntos y días de visitas diarias al Hospital Vall d'Hebron. El mal cuerpo con el que se ha quedado no se basa solo en el propio ataque sino también en dónde ha ocurrido. "Es un parque de atracciones, le puede pasar a cualquier niño o a alguna persona mayor", alerta.

Un ciudadano más de Barcelona

Desde la administración del parque aseguran ser conscientes de que la montaña es "el hábitat natural de estos animales" pero afirman que los perímetros del parque están asegurados. "Este es el único caso que ha ocurrido este año", comentan. La actuación de las fuerzas de seguridad, según fuentes del parque, fue rápida ya que la Guardia Urbana se presentó en poco tiempo y llevó a cabo la retirada del animal que estaba identificado.

La Universidad Autónoma de Barcelona publicó el pasado mes de mayo un informe que alertaba sobre el aumento en la agresividad de estos animalesJorge R. López Olvera, investigador responsable del proyecto, comentó que se apreciaba más violencia en estos animales contra personas que llevan comida consigo. Olvera afirmó que estos puercos salvajes podían llegar a ver al ser humano como "una fuente de alimento que, si no se lo da, el jabalí puede exigírsela". Según datos de la Guardia Urbana, en el 2017 se produjeron más de 600 incidencias relacionadas con jabalís y en el 2016 se sobrepasó el millar de sucesos registrados.

El consistorio de la ciudad inició el pasado julio un plan para reducir la presencia de jabalís en zonas residenciales. El ayuntamiento comenzó a anclar los contenedores al suelo, a tapar las papeleras y a informar a los vecinos sobre las consecuencias de alimentar a los animales con el objetivo de evitar que los cerdos salvajes se acostumbren a la vida urbana.