Ir a contenido

UN TURISTA MALHERIDO

El PP pide el "desalojo exprés" de manteros en Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona reclama más 'mossos' tras la agresión del mantero

El Gremio de Restauración exige a Colau que convoque el consejo de seguridad local

El Periódico

Laia Ortiz, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, rechaza la agresión de los manteros y afirma que se está actuando contra la venta ambulante. / AINA MARTÍ (ACN / VÍDEO: EFE)

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha pedido este viernes el "desalojo exprés" de vendedores de 'top manta' de las calles de la capital catalana. Ha criticado en un comunicado que el Gobierno de Ada Colau ha actuado con una permisividad que ha generado, en su opinión, un efecto llamada, agravado por políticas como las cooperativas de exvendedores y chatarreros, según él.

"Que Colau inyecte miles de euros en el sindicato de 'manteros' y a la cooperativa de chatarreros no ha hecho más que disparar la proliferación de este colectivo", según Fernández, que ha dicho que Colau ha convertido la ciudad en un gran zoco de venta ilegal.

Desde el ayuntamiento este vierne ha hablado la teniente de alcalde de Barcelona Laia Ortiz, que ha condenadola agresión de un vendedor de 'top manta' a un turista la noche del miércoles, ha defendido el abordaje que impulsa el Ayuntamiento del fenómeno y ha pedido más colaboración del resto de administraciones. En concreto, Ortiz ha pedido a la Conselleria d'Interior que "haga un esfuerzo" de ampliar efectivos policiales en la ciudad, como ha hecho el Ayuntamiento con la Guardia Urbana. 

"Más allá de que sean unos hechos puntuales o aislados, son inaceptables", ha aseverado preguntada por los medios en rueda de prensa, y ha remarcado que el ejecutivo de Colau condena con toda la firmeza esta muestra de violencia.

El ayuntamiento colaborará en la investigación

Ha asegurado que se ha puesto en contacto con servicios sanitarios para interesarse por la situación del herido, que fue dado de alta unas horas después de la agresión: "Hemos seguido la situación de cerca" y lo harán también con la investigación, en la que ha ofrecido la colaboración del ayuntamiento.

Preguntada por las críticas de algunos colectivos y partidos, ha replicado que "no se puede decir que hay impunidad", y ha resaltado que continuamente se requisa material y se ponen sanciones ---70.000 en 2017---, y que no se puede actuar si no hay efectivos suficientes y si no se puede garantizar la seguridad de la ciudadanía o de los agentes.

"Trabajamos intensamente con todos los recursos que están a nuestro alcance, pero siempre garantizando no poner en riesgo al conjunto de la ciudadanía ni a los agentes y actuando con la proporcionalidad que se requiere", ha remarcado Ortiz.

Más Guardia Urbana

Ha advertido de que, "si alguien cree que a partir solo de actuaciones en la calle se va a resolver el asunto, tiene completamente desenfocada la situación del problema" y, preguntada por si el Ayuntamiento se personará, ha dicho que todavía no se ha presentado denuncia y que lo estudiarán si se da el caso.

Ortiz ha asegurado que el Ayuntamiento trabaja "intensamente" desde hace años en este asunto, y ha recordado que en julio se incorporaron un centenar de nuevos efectivos de la Guardia Urbana y que la mayoría se destinaron a Ciutat Vella.

La teniente de alcalde ha insistido en que el 'top manta' no es un problema solo de Barcelona, sino de muchas otras ciudades, y ha recordado que forman parte de la mesa de trabajo impulsada por el Síndic de Greuges de Catalunya junto a otras ciudades y administraciones para abordar el asunto.

Ha resaltado que los vendedores son personas que "no tienen capacidad de regular su situación y optar a un puesto de trabajo en el mercado regulado por su condición administrativa", razón por la cual el Gobierno de Colau pide habilitar permisos de trabajo y ha impulsado 130 planes de empleo para reconducir su situación.

Ortiz ha pedido "más esfuerzos económicos y recursos de todas las administraciones" y también responsabilidad y lealtad institucional a los grupos de la oposición, porque el 'top manta' existe en municipios gobernados por todos los partidos, ha señalado.

"Es importante no hacer de este tema un arma política, sino arremangarse y ver qué soluciones podemos encontrar al abordaje complejo de esta cuestión", ha señalado, y ha remarcado que no habría 'top manta' si se impidiese la entrada de mercancía falsificada.

Reacción de los sectores económicos

El Gremio de Restauración de Barcelona ha pedido este viernes a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la convocatoria de urgencia del consejo de seguridad de la ciudad. En un comunicado, el presidente de la entidad, Pere Chias, ha sugerido que el ayuntamiento debe personarse como acusación particular contra el agresor, "para dejar claro que la Administración condena y combate la feroz y desenfrenada violencia de los manteros que la ciudad sufre -a su juicio- desde hace tiempo".

El gremio ha pedido la adopción de medidas "urgentes y contundentes que restablezcan el orden y la seguridad", y ha avisado de que el "incremento de la agresividad de los manteros" hace imposible hablar de "hechos aislados".

Al mismo tiempo, el Gremio de Hoteles de Barcelona ha pedido medidas "urgentes" para terminar con la venta ambulante, al tiempo que ha condenado la agresión al turista por parte de manteros. "Este hecho era previsible. Y esto es muy preocupante. Hacen falta soluciones urgentes para erradicar la actividad del 'top manta' ya", ha dicho en un comunicado el director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals.

La entidad asegura que el Ayuntamiento de Barcelona "no pone los medios necesarios para poner fin a estas actividades que, además de perjudicar gravemente el comercio local, proyectan una imagen muy negativa de Barcelona en todo el mundo".

Además de la actividad de los vendedores ambulantes, el gremio ha reiterado la denuncia de otro tipo de actividades que afectan también "a la imagen en la ciudad en general", como el alquiler turístico, el "botellón" o la venta ambulante de bebidas en las playas de la capital catalana.

0 Comentarios
cargando