Ir a contenido

PROTESTA CONTRA EL VTC

Los taxistas rebajan la tensión en las últimas horas de huelga

Los conductores se manifestaron con mucha tranquilidad en una ruta y con unas condiciones pactadas con los Mossos

Óscar Hernández

La tranquila manifestación de taxistas del aeropuerto a Barcelona, esta mañana.

La tranquila manifestación de taxistas del aeropuerto a Barcelona, esta mañana. / Danny Caminal

“Al final nos vamos a manifestar como si fuéramos niños de P-3 dando un paseo con sus profesoras. Sólo nos faltara hacerlo cogidos a una cuerdecita”, explicaba un taxista a sus compañeros en uno de los muchos corrillos que se formaron a primer ahora de la mañana d ehoy en el inmenso y soleado aparcamiento para taxis junto a la terminal T-2 del aeropuerto de El Prat. Un millar de taxistas, al menos ese era el número de coches estacionados, acababan de escuchar las condiciones pactadas entre sus sindicatos y asociaciones profesionales con los Mossos d’Esquadra para la gran manifestación que debían hacer por la mañana en su segundo y último día de huelga.

Los delegados  de los taxistas explicaron a sus compañeros sobre las 10 de la mañana que la manifestación saldría del aeropuerto hacia la Zona Franca y el Puerto, continuaría hacia la rotonda que hay en Josep Carner y el principio del Paral·lel, donde se entra a las terminales de los ferrys a Baleares, y volvería al aeropuerto por la misma Ronda Litoral.. “Los coches solo podrán ocupar el carril derecho y sin detenerse”, explicó uno de ellos a los taxistas.

Y se montó el pollo. Los más violentos se negaron. “Hemos de ocupar todos los carriles. Paralizar totalmente el Puerto”, gritaban. Pero al final se impuso el sentido común y a las 11.15 empezó una marcha lenta con avisos a los demás conductores en los paneles de la autovía y las rondas y con vigilancia ostensible de Mossos y Guardia Urbana. Y asi fue. Una marcha cívica, tranquila, sin incidentes. Y muy lenta. Que causói atascos pero no bloqueó los accesos al Puerto ni al resto de la ciudad.

Argumentos para la paz

¿Cómo se convenció a los más beligerantes para hacer una marcha tranquila? Con dos argumentos. Que por la mañana aun tenia que celebrarse la vista judicial sobre el recurso de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a la suspensión del reglamento metropolitano que regula las licencias VTC y que por la tarde se haría una nueva asamblea en la que se podrían aprobar protestas más duras si era necesario. Lo que luego no sucedió, porque la vista judicial había ido bien.

Pero hubo un tercer motivo para que la violencia no se impusiera. “El video de taxistas rodeando el coche en el que iba una pareja francesa con una niña (que publicó en exclusiva EL PERIÓDICO) nos ha afectado. Es lo que mas se destaca del conflicto. Y no es justo porque fue la excepción. Muchos de nosotros actuamos de servicio de seguridad para que no hubiera incidentes, pero siempre puede haber un caso aislado como ese en un colectivo tan grande”, explicó Cristian Navarro, del STAC, el sindicato de los autónomos del taxi, en la parrilla de taxis del aeropuerto.

Unión histórica

Lo importante es que la violencia del miércoles no se repitió. Y todos quedaron saisfechos. Fue Tito, el responsable de sindicato Elite, quien explicó en asamblea lo bien que iban las gestiones judiciales y la importancia de esta huelga de dos días, mientras el resto de conductores coreaban su nombre.

“Ha sido histórico, la primera vez que hacemos un paro de 48 horas y todos unidos, todas las asociaciones del taxi juntas”, dijo entre aplausos y ovaciones. Y aunque la huelga seguir hasta las seis de la mañana del viernes, los taxistas se pudieron ir a casa tranquilos y esperanzados a las 5 de esta tarde

Temas: Taxis

0 Comentarios
cargando