UNA SOLUCIÓN TEMPORAL

BCN anuncia dónde estarán las casas prefabricadas para alquiler social

Se instalarán en solares en las calles de Bolívia, Mossèn Amadeu Oller y Nou de Sant Francesc

Solar que acogerá viviendas prefabricadas en la calle de Bolívia de Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

Solar que acogerá viviendas prefabricadas en la calle de Bolívia de Barcelona.
Solar en el que se instalarán alojamientos prefabricados en la calle de Amadeu Oller, en La Bordeta.

/

Se lee en minutos

Toni Sust

Barcelona ya tiene emplazamiento para las nuevas viviendas sociales prefabricadas que instalará en solares de propiedad municipal con carácter temporal. La alcaldesa, Ada Colau, anunció la iniciativa a mediados de febrero: el consistorio instalará, dentro del programa APROPtres edificios de rápida construcción que sumarán 92 viviendas en las que podrán alojarse cerca de 250 personas. Para ello, anunció Colau, se elegirán solares que teniendo un planeamiento previsto no tendrán otra función de forma inmediata, por lo que podrán albergar las viviendas prefabricadas.

Los tres solares elegidos para las tres primeras promociones están en el barrio de la Bordeta, en el distrito de Sants-Montjuïc; en El Parc i la Llacuna, en Poblenou, y en el Gòtic Sud, en Ciutat Vella.

Actividades comunitarias

En la Bordeta, el solar elegido es el que está situado entre el 17 y el 21 de la calle del Mossèn Amadeu Oller. Allí están previstos 40 alojamientos, 32 dobles y ocho simples, un espacio para actividades comunitarias en la planta baja, una lavandería compartida y una cubierta verde.

En El Parc i la Llacuna del Poblenou, las viviendas se instalarán en la calle de Bolívia, entre los números 33 y 41. Allí habrá 40 alojamientos, 35 dobles y cinco simples. También habrá un espacio para actividades comunitarias en los bajos, así como una lavandería compartida, cubierta verde y un huerto urbano en la parcela.

En el Gòtic Sud, la oferta es menor: los alojamientos prefabricados estarán ubicados en Nou de Sant Francesc 8-10: 12 viviendas dobles y ocho simples, con un espacio para actividades comunitarias y un huerto urbano en la cubierta.

Vivienda social

Colau explicó cuando se anunció el proyecto que los alojamientos serían ocupados por personas que están en lista de espera de una vivienda social. La previsión es que puedan residir en ellas seis años como máximo. El consistorio defendió la idoneidad de la iniciativa porque permite disponer de alojamiento de una forma más rápida de lo habitual: construir una vivienda convencional puede suponer un proceso de cinco o seis años, mientras que en nueve meses se puede disponer de las prefabricadas.

La oposición criticó la idea y denunció que es un parche para sumar viviendas a la lista de las que el gobierno de Colau ha añadido al parque de alquiler social. La alcaldesa subrayó que es solo una medida “complementaria”: “No es vivienda pública, es una solución temporal”, dijo el 14 de febrero sobre el programa APROP. Aunque no hay una fecha concreta anunciada, se prevé que las casas prefabricadas estén disponibles a final de este año.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha reiterado este jueves que las casas prefabricadas no van a reemplazar a las viviendas previstas durante el mandato. Como Colau en los últimos días, Ortiz ha subrayado que hay 66 promociones de vivienda en marcha impulsadas por el consistorio para ampliar el parque de alquiler social. La insistencia se explica porque la oposición en bloque acusa al gobierno de Colau de haber fracasado en su apuesta por la vivienda, que fue el eje de su entrada en política.

Te puede interesar

Brcelona y Ámsterdam

En el pleno de la semana pasada, Colau afirmó que si no hay vivienda social en la ciudad es porque los anteriores gobiernos no apostaron por ello. El PP le recordó que ICV estuvo en esos gobiernos. El caso es que más allá de quien sea el culpable, la realidad es que la oferta de vivienda pública de alquiler es mínima. En la jornada sobre vivienda que se desarrolló este jueves en el Pati Manning, durante la cual Ortiz anunció los emplazamientos de los alojamientos prefabricados, una participante holandesa, Anneleen Lagae, ha explicado que en Ámsterdam el 53% del parque de vivienda es social. En Barcelona solo hay un 2%.