Ir a contenido

'HACKATON' EN EL MUSEO MARÍTIMO

El Raval se organiza por una mejor educación

Unas 250 personas re reunen para crear soluciones en el ámbito de la formación que regeneren la vida del barrio

Carlos Márquez Daniel

Varios participantes de uno de los 30 grupos del EDhack Raval.

Varios participantes de uno de los 30 grupos del EDhack Raval. / EL PERIÓDICO

Abandono escolar, falta de oportunidades, escasa implicación de las familias o titulaciones universitarias muy puntuales. El Raval tiene ante sí retos educativos de gran alcance. Seguro que las administraciones hacen lo que pueden. Pero el barrio y las entidades quieren poner su grano de arena. Lo han hecho este fin de semana con un 'hackathon', un encuentro multidisciplinar con un objetivo muy claro: mejorar la vida del barrio con la formación como herramienta clave.

Impulsado por las fundaciones Jaume Bofill y Tot Raval, el evento ha partido de un diagnóstico para terminar, como explica Marta Nomen, impulsora del EDhack Raval, "aportando soluciones reales y factibles". Básicamente de lo que se trataba era de "exprimir la mente de los participantes" (docentes, vecinos, activistas... ) para alumbrar "proyectos que ayuden a mejorar la educación" y, en definitiva, el día a día de estas calles de Ciutat Vella.

Arraigar rápido

Héctor Gardó, jefe de proyectos de la Fundación Jaume Bofill, insiste en que el objetivo no era "conseguir grandes ideas que cambien el sistema", sino más bien "propuestas tangibles que arraiguen rápido". ¿Como por ejemplo? "Nuevas formas de acompañamiento a los estudiantes, soluciones para activar a las familias y que participen de la vida de las escuela e institutos o acercar la formación continuada a las mujeres". 

Este 'hackathón' (concepto aplicado a los encuentros de 'hackers' pero que ahora se usa para otros ámbitos, como la educación) reunió a 250 personas en el Museo Marítimo. Las tres propuestas finalistas recibirán una aportación económica, y otras cinco tendrán el acompañamiento de los impulsores para encontrar padrinos (administraciones, otras entidades o empresas) que permitan que también se hagan realidad.