CIERRE POR OBRAS

Comerciantes de Pedralbes Centre se movilizan contra la reforma que les expulsará

La mayoría de operadores ha recibido la notificación de que los contratos no se renovarán

La propiedad ampliará la planta baja y ajustará el formato "a las tendencias actuales" de la demanda

Entrada principal de Pedralbes Centre.

Entrada principal de Pedralbes Centre. / CESAR CID

2
Se lee en minutos
Patricia Castán

No habrá 30 aniversario el próximo año para la mayoría de actuales operadores que integran Pedralbes Centre. Se avecinan obras de reforma del espacio y con ellas una purga acorde al nuevo formato comercial que aún no está definido. Lo único claro es que la mayoría de comerciantes y marcas han recibido ya la notificación, verbal o escrita, de que sus contratos no serán renovados y el próximo 31 de julio tendrán que bajar la persiana para dar paso a los obreros.

Este centro comercial, que aglutina a medio centenar de operadores y llegó a dar nombre a una serie de TV3, lleva tiempo fraguando una renovación que inicialmente se enfocó a ganar metros cerrando los bajos del edificio, donde ahora hay columnas perimetrales tipo porche. Pero desde final del 2017 han ido lloviendo notificaciones de no renovación, más generalizadas en los últimos días, en boca de la dirección del centro.

El edificio conocido como Dau está esencialmente poblado de oficinas, pero destina a usos comerciales las plantas +1 (con pocos establecimientos), 0, -1 y -2, siendo las dos últimas las que suman más pequeños comercios. Abrió en 1989 y en su web presume de fusionar "mix comercial, oferta lúdica y compromiso social". De hecho, acoge muestras paralelas de comercio, desfiles de nuevos diseñadores y da cabida a pequeños establecimientos independientes.

Licencia concedida

Pero según la propiedad, la inmobiliaria Colonial, ha llegado el momento de un proyecto de "remodelación" que consiste en ampliar y mejorar los accesos al edificio de oficinas (ahora hay un acceso lateral) y "adecuar la zona comercial para ajustarla a las actuales tendencias de la demanda", en cuanto a su "formato y oferta". Un giro que también se anunció hace meses para el Bulevard Rosa. Todavía no hay detalles, aseguran, sobre la nueva oferta de Pedralbes Centre. El distrito de Les Corts confirma que en octubre se concedió la licencia de obras mayores para ampliar la superficie del edificio porque "tenían edificabilidad pendiente de agotar" desde su creación. 

La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los operadores, emplazados a una reunión con Colonial el próximo día 16. La "reestructuración" que justifica esa "no renovación" de alquileres implicará una reducción de comercios. Algunos operadores dicen haber sido informados de que la redistribución consistirá en 10 o 12 establecimientos de mayor tamaño, en lugar del actual mix de tiendas de pequeñas dimensiones y marcas potentes como Zara Home o Nespresso. Colonial no se ha pronunciado al respecto.

Pero antes de hacer las maletas el próximo 31 de julio, los actuales empresarios van a dar guerra. Esperan a conocer el detalle de la operación, pero pedirán apoyo al ayuntamiento (ante el recorte de tiendas de proximidad, aducen) e incluso impulsarán manifestaciones si les expulsan del centro.

Noticias relacionadas

En la Llibreria Pedralbes Centre lamentan su "no continuidad" notificada y la pérdida de comercios y puestos de trabajo. "La mayoría no pertenecemos a grandes cadenas que nos puedan recolocar", cuenta, tras 13 años al frente del negocio, junto a una empleada. Y recuerda que perfiles como ella no tienen opción de seguir a pie de calle en esa zona.

Un malestar ampliamente compartido en tiendas como Agnès, donde una antigua dependienta del recinto abrió su propio negocio mediante todos sus ahorros, hace cinco años, enfocada en la clientela familiar "que se perderá". Y con la colección del próximo invierno ya comprada. O en Plaisirs du Vin, especializada vinos, donde el esfuerzo de la emprendedora que lo ha impulsado con gran esfuerzo no habría sido tan grande de saber que tenía los días contados.