Ir a contenido

INICIATIVA EDUCATIVA

Robots y tabletas contra la desigualdad en Nou Barris

El distrito ha comprado dos maletas con materiales de robótica que circularán por sus colegios para luchar contra la brecha digital

Uno de los objetivos del proyecto es despertar vocaciones entre los alumnos del distrito y vincularles con el parque científico de la ciudad, allí situado

Helena López

Alumnos de segundo de primaria del colegio Víctor Català en Nou Barris.

Alumnos de segundo de primaria del colegio Víctor Català en Nou Barris. / RICARD CUGAT

La excitación que se respiraba hace dos semanas en el aula de segundo A del Víctor Català, en el barrio de la Prosperitat, en Nou Barris, no era solo la propia de los últimos días de clase antes de Navidad ¡y de Reyes! Ese día, además, les tocaban los ZowisSin duda el mejor momento académico de la semana. Para acabar de agitar al pequeño personal, varias cámaras de televisión recorrían la reducida aula para inmortalizar la experiencia. Además, tenían que aprovechar el tiempo porque tras las vacaciones navideñas la maleta en que viajan estos pequeños robots que ya dominan aterrizará en otro colegio del distrito. Ahí la gracia de la iniciativa.

Los Zowis se mueven sobre las mesas, encima de una suerte de tablero de Monopoly gigante, siguiendo las órdenes que Ivan, Maya y el resto de sus compañeros les dan desde sus tabletas, que no son suyas, son también viajeras. Estos pequeños robots desmontables caminan, sonríen y lloran para disfrute de los alumnos y, lo más importante, les permiten, desde muy pequeños, iniciarse en la programación. 

La Mery Poppins del siglo XXI

La maleta que estos días tienen los alumnos del Víctor Català no es la única que este curso ha llegado a Nou Barris. Son dos. Dos grandes maletas negras que los niños reciben en el aula casi como el bolso de Mary Poppins o, más propio de su generación, el bolsillo mágico de Doraemon. Cada una de ellas contiene 13 tabletas, 10 Zowis con otras 10 tabletas para teledirigirlos, 20 sets básicos de Lego... Materiales adaptados a todas las edades.

Alumnos del Víctor Català, en el barrio de Prosperitat / RICARD CUGAT

Han bautizado el proyecto como Ekit-TAC, jugando con los conceptos de kit para fomentar las TAC (Tecnologías del Aprendizaje y del Conocimiento) y el término equidad, lo que persigue el proyecto al fin y al cabo. Luchar contra la fractura digital que denuncian algunas familias en el distrito.

Aunque para muchos padres el problema es arrancar la tableta de las manos de sus hijos, muchos otros sueñan con que sus hijos puedan acceder a una. "Se da la paradoja de que en Nou Barris tenemos el parque tecnológico de Barcelona. Aquí tenemos empresas que trabajan para la NASA, los niños se tienen que poder impregnar de eso; no podemos permitir que nuestras criaturas se queden atrás", resume la concejala del distrito, Janet Sanz. "Queremos despertar vocaciones científicas en Nou Barris. Sobre todo entre las niñas", prosigue la teniente de alcalde.

Mayor motivación

"Me han sorprendido mucho los resultados de las tabletas en expresión oral. Los niños se graban y se pueden ver y oír. A veces lo repiten hasta 10 veces para lograr la perfección antes de entregarme el ejercicio", destaca Laura Rodríguez, profesora de inglés y coordinadora TAC del Víctor Català, quien añade que "solo con ver los aparatos ya están motivados".

Trabajan con estos materiales en grupos pequeños. "Es un privilegio, porque todos los pueden tocar todo", cuenta. Programando el Zowi -del que todos hablan con total naturalidad-, no solo se inician en la robótica, sino que es una herramienta pedagógica que va más allá, fomentando el trabajo cooperativo. "Los diferentes materiales permiten que cada alumno vaya a su ritmo -prosigue Rodríguez-, en el centro los hemos usado en inglés, en matemáticas y en 'medi', para un proyecto sobre volcanes".

En estos momentos Ekit-TAC tiene peticiones de 21 escuelas y calculan que llegarán a disfrutar de este material unos 2.000 alumnos.

Mayor capacidad de análisis

Otra de las finalidades del proyecto es impulsar la programación en las aulas de educación infantil, primaria, secundaria y educación especial para promover el pensamiento lógico y creativo y la capacidad de análisis en la resolución de problemas reales. Se trata de impulsar el uso de la tabletas para trabajar aspectos curriculares, con la aplicación de nuevas metodologías en las aulas aprovechando las ventajas de la creación multimedia. El proyecto, concluyen sus impulsores, genera además dinámicas de intercambio entre centros -las maletas van circulando literalmente de mano en mano-y pueden potenciar la colaboración entre alumnos de la misma zona.