Ir a contenido

Agrio cruce de acusaciones entre políticos tras la derrota de Barcelona

Puigdemont ataca al Estado español y el PSOE carga contra Colau

El Periódico

Carles Puigdemont, en el Centro de Prensa de Bruselas, junto a varios exconsellers el pasado 31 de octubre.

Carles Puigdemont, en el Centro de Prensa de Bruselas, junto a varios exconsellers el pasado 31 de octubre. / OLIVIER MATTHYS (AP)

La caída de Barcelona en primera ronda de la elección como futura sede de la Agencia Europea del Medicamento ha desatado un agrio cruce de acusaciones entre políticos y administraciones.

El 'president' de la Generalitat destituido, Carles Puigdemont, ha cargado duramente contra el Estado español, al que ha responsabilizado de la derrota de la candidatura de Barcelona.

Puigdemont ha escrito un contundente tuit contra la actuación estatal

En sentido contrario se han situado las críticas del diputado socialista en el Congreso José Zaragoza, que ha orientado sus ataques a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a la que ha recriminado una serie de acciones que han acabado pesando contra la candidatura.

Precisamente, Colau ha asegurado, también a través de Twitter que "ni la DUI ni el 155 han ayudado".

Antes de conocerse el resultado de la votación, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, había declarado en Bruselas: "Nosotros tenemos la conciencia muy tranquila; quizás otros no la pueden tener tanto". La ministra ha admitido que el 'procés' ha podido ser un obstáculo para la candidatura barcelonesa. 

Simultáneamente, Joan-Ramon Laporte,  director de la Fundació Institut Català de Farmacologia, ha acusado al Gobierno de Rajoy de "no mover ni un dedo" por Barcelona como sede de la agencia. "Hubiera sido una sorpresa enorme que venciera Barcelona -ha añadido-. España, como dijo el exministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, 'debe muchos favores' a Europa, a cambio de que la apoyen en el asunto de Catalunya". "En el fondo -ha concluido Laporte-, al Gobierno español no le interesaba de ninguna manera que Barcelona ganara una agencia europea porque, si se produjera la independencia de Catalunya, Rajoy tendría un problema con Europa".

La industria farmacéutica española ha lamentado que Barcelona haya sido derrotada en la pugna. La patronal Farmaindustria ha recordado que "Barcelona constituía una candidatura excelente".

El doctor Bonaventura Clotet ha considerado que la situción política de Catalunya será "la excusa" que esgrimirá el Gobierno central para justificar la pérdida de Barcelona como sede de la AEM. "Si Barcelona no es vencedora, será por los intereses que existen entre las potencias europeas", afirmo Clotet. El sindicato Metges de Catalunya ha lamentado que se haya perdido "la oportunida de reflotar el sistema sanitario público, sumido en una pérdida económica grave desde que se produjeron los recortes presupuestarios".  

Sector inmobiliario

El sector inmobiliario también ha lamentado la pérdida. Fernándo Ensinar, jefe de estudios de Idealista ha afirmado que el resultado de la elección es "un palo" para las inmobiliarias catalanas, seriamente afectadas ya dese el pasado septiembre, ha señalado.

A juicio de Barcelona Global, organismo que reune a medio centenar de empresas barcelonesas, "la inestabilidad política [de Catalunya] ha perjudicado a Barcelona, y debería provocar una reacción desde la sociedad para exigir un nuevo marco de estabilidad que permita definir una estrategia para la ciudad". Este organismo insta a las administraciones públicas a adquirir "mayor compromiso" con las aspiracionesde Barcelona como ciudad global. 

0 Comentarios
cargando