Ir a contenido

ENCUESTA MUNICIPAL DE SALUD

El cáncer de pulmón ya es la primera causa de muerte prematura entre las mujeres de Barcelona

Los tumores malignos en el aparato respiratorio provocan más fallecidas que los de mama

Las desigualdades entre barrios por la esperanza de vida de los ciudadanos se reduce

EL PERIÓDICO

CONTAMINACION BARCELONA

Vista de la ciudad de Barcelona uno de los días con episodio de contaminación. / JULIO CARBÓ

El cáncer de pulmón ya es la primera causa de muerte prematura entre las mujeres de Barcelona. Los fallecimientos por tumores malignos en el aparato respiratorio superan los que se producen por tumores de mama. Esto es consecuencia directa del tabaco, ya que las barcelonesas que comenzaron a fumar de manera generalizada lo hicieron hace un par de décadas y ahora pagan las consecuencias. Este uno de los datos relevantes del informe sobre el estado de salud de los ciudadanos 2016 que ha presentado este jueves el Ayuntamiento de Barcelona.

Texto Alternativo

Pie de foto

"El consumo de tabaco repercute a lo largo de muchos años. Así que, aunque ahora se haya reducido el consumo, estamos detectando los problemas entre las que mujeres que empezaron a fumar hace 20 años", ha analizado la gerente de la Agència de Salut Pública de Barcelona, Carme Borrell. Este cambio en la primera posición de las causas de muerte prematura en el sexo femenino se explica también por la mejora en la prevención precoz de los tumores malignos de mama, que hasta ahora había sido la primera.

Texto Alternativo

Pie de foto

Medidas ya en marcha

Al consumo de tabaco hay que añadir también la contaminación, ha apuntado la teniente de alcalde de Drets SocialsLaia Ortiz, considerado uno de los orígenes de las enfermedades respiratorias. La responsable política del área ha subrayado que la mejora de la calidad del aire de la capital catalana sigue siendo una de las prioridades del gobierno local.

Las consecuencias de superar los valores de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tanto en dióxido de nitrógeno (NO2) como en partículas PM10 y PM2,5 ya preocupaban a las autoridades municipales en el anterior informe, el del 2015. Por eso, ha destacado la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, se han llevado a cabo medidas que intenten minimizar sus efectos como, ha citado, las restricciones de tráfico, las superilles o las zonas 30.

Niveles distintos para la OMS y la UE

Estos tres ejemplos, ha proseguido, contribuirán igualmente a luchar contra otro de los factores que empeora la salud de los barceloneses: el ruido. Según los datos del informe, el 47,8% de la población considera que hay mucho ruido en su barrio. En Ciutat Vella (74,2%) y el Eixample (68,7%) la percepción es superior.

La contaminación ambiental analizada en el informe anual desvela que, el año pasado, el 68% de la población barcelonesa estaba expuesta a niveles superiores a los recomendados. "La Unión Europea tiene otros lindares y esos los cumplimos, excepto en NO2, pero desde el ayuntamiento seguimos pensando que debemos basarnos en los límites de la OMS, que son los buenos", ha justificado Borrell.

Preocupados por las diferencias

Otro de los aspectos que siempre ha inquietado al consistorio barcelonés es la diferencia entre barrios en función de la posición económica. Dos años atrás, el poder adquisitivo de una zona u otra de Barcelona había llegado a marcar una distancia de hasta 11 años en la esperanza de vida de los vecinos. Sin embargo, los últimos datos revelan que esas desigualdades ya no son tan grandes.

La esperanza de vida entre las mujeres es de 86,8 años mientras que la de los hombres es de 80,8 añosSon datos que corresponden a 2015 porque son los últimos disponibles, pero no varían demasiado respecto al año inmediatamente anterior, cuando era de 86,7 años para el sexo femenino y 80,5 para el masculino. "Morimos más de viejos de lo que moríamos antes", ha resumido Tarafa.

Un informe de gran valor

En esta ocasión el informe ha aplicado un cálculo matemático para reducir las desviaciones. Con esta "corrección", en palabras de Carme Borrell, se evita comparar los extremos. Sí que es cierto que Torre Baró y Vallbona son los barrios con menor esperanza de vida y Pedralbes La Maternitat los que tienen más, pero estos datos pueden ser algo engañosos porque hay barrios con menos población o más envejecidos, factor que condiciona el resultado final.

Las tres responsables del informe han insistido en el valor del informe, que suma datos de salud desde hace 30 años. Esto permite afinar las políticas de prevención y destinar recursos para mejorar la salud de los vecinos.

Un 9% padece pobreza material severa

Cada año se introducen nuevos aspectos a estudiar. Esta vez, a la hora de analizar el contexto socioeconómico de  las familias, el estudio de salud ha revelado que el 9% de los hogares padecen una pobreza material severa. Además, se ha calculado que un 10,6% de las casas sufren pobreza energética: un 23,4% entre las clases sociales más desfavorecidas frente a un 4,8% de las bienestantes. 

Situación regular o mala

Cuando se pregunta a los barceloneses cómo perciben su salud, el 15,5% de los hombres y el 22,6% de las mujeres creen que su estado es regular o malo. En las clases más desfavorecidas, estos porcentajes aumentan. Las lesiones graves o mortales en el trabajo han aumentado igual que lo han hecho algunas enfermedades infecciosas como la sífilis. EL VIH y la tuberculosis están estables.

0 Comentarios
cargando