Ir a contenido

IMPULSO MUNICIPAL

Vallcarca tendrá dos nuevos equipamientos de barrio

El consulado de Dinamarca será un espacio cultural y Can Carol, un local para los vecinos

EL PERIÓDICO / BARCELONA

El antiguo consulado de Dinamarca, en uno de los extremos del puente de Vallcarca. 

El antiguo consulado de Dinamarca, en uno de los extremos del puente de Vallcarca.  / RICARD CUGAT

El distrito de Gràcia de Barcelona ha escogido los dos proyectos arquitectónicos ganadores para convertir el antiguo consulado de Dinamarca en espacio cultural del barrio de Vallcarca, y Can Carol en equipamiento de proximidad, según ha informado este domingo el ayuntamiento en un comunicado.

El concejal del distrito, Eloi Badia, los presentó el jueves a los vecinos en una sesión informativa en el mismo edificio. En la nota municipal, el edil de Barcelona en Comú asegura que se trata de un paso muy importante "para la recuperación del barrio de Vallcarca, muy perjudicado por los efectos de la burbuja inmobiliaria y las dificultades de desarrollar los diferentes planes urbanísticos previstos".

TRES AÑOS DE DEBATE

La recuperación de estos dos edificios para usos públicos se remonta a finales del 2014, fecha en que se iniciaron las jornadas participativas de Vallcarca, que llevaban el título 'El barrio que queremos'.

Ese mismo año, el antiguo consulado de Dinamarca había sido cedido por la Diputación de Barcelona al consistorio con el objetivo de que se convirtiera en un equipamiento de proximidad para Vallcarca. Los vecinos también pidieron al gobierno municipal que adquiriera el edificio de Can Carol, en situación muy precaria, para rehabilitarlo y convertirlo también en equipamiento para el barrio, que dispone de muy pocos espacios de uso ciudadano. Es uno de los inmuebles más antiguos de Vallcarca. La compra se efectuó en diciembre de 2015 por un total de 841.818 euros.