Ir a contenido

L'Hospitalet y Montcada encarrilan el soterramiento de las vías del tren

Núria Marín calcula que en el mejor de los casos las obras podrían comenzar en el 2019

Laura Campos asegura que la solución de los pasos a nivel "está más cerca que nunca"

Marín muestra el proyecto de reforma de la Gran Via, el pasado 20 de abril.

Marín muestra el proyecto de reforma de la Gran Via, el pasado 20 de abril. / ACN

L'Hospitalet de Llobregat y Montcada i Reixac empiezan a ver la luz al final del túnel. Y, precisamente se trata de unas galerías que no existen pero que llevan largo tiempo reclamando. Ambas localidades han arrancado un compromiso al Ministerio de Fomento y a Adif, la empresa pública que depende de este organismo, para encarrilar el soterramiento de las vías que atraviesan ambas poblaciones.

La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, da por fin por desencallado uno de los proyectos más trascendentales para el futuro desarrollo de su ciudad, el soterramiento de las vías del ferrocarril, la construcción de un túnel para el paso de los trenes a lo largo de la ciudad, la puesta en marcha de un intercambiador en la Torrassa y, así, la conexión de una vez por todas de los barrios del norte y del sur del municipio, separados actualmente por una frontera de vías.

Es este un proyecto permanentemente en la carpeta de tareas pendientes del Ministerio de Fomento y que no es importante solo para L'Hospitalet. De su consecución depende, en gran medida, la conversión de Rodalies en un verdadero metro regional, porque la actual configuración de la red a su paso por la segunda ciudad de Catalunya convierte este servicio en un embudo.

REUNIÓN EN MADRID

Marín se ha reunido este jueves en Madrid con el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y con el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño González. La reunión, tras semanas de paciente preparación, ha sido, según la propia alcaldesa, muy positiva. En el plazo de un mes se reunirá la comisión técnica que forman el Ayuntamiento de L'Hospitalet, la Generalitat y el Ministerio de Fomento para revisar y actualizar el proyecto urbanístico ya existente, que data del 2009. En el mejor de los casos, las obras podrían incluso comenzar en el año 2019.

Se trata de un plan de trabajo mayúsculo, también presupuestariamente. Requerirá una inversión aproximada de unos 600 millones de euros. En la práctica, es la primera concreción real de la batería de inversiones que el presidente Mariano Rajoy prometió el pasado 28 de marzo durante una visita oficial a Barcelona.

COMPROMISO CON MONTCADA

El ente gestor de infraestructuras Adif se ha comprometido este jueves con el Ayuntamiento de Montcada y la Generalitat a soterrar las vías de la línea R2, que cruza el municipio por en medio de la ciudad. El acuerdo, que se cerrará en su totalidad el próximo 18 de mayo, incluye una novedosa propuesta para mejorar la red de Rodalies en este tramo del Vallès, donde confluyen hasta tres vías distintas.

No se ha divulgado ninguno de los aspectos técnicos abordados en la reunión que se ha celebrado este jueves en el Ayuntamiento de Montcada, si bien las partes han salido de ella con satisfacción, esperanza y, lo que al final cuenta, compromisos. Adif ve con buenos ojos la propuesta realizada por Barcelona Regional y que abarataba el coste previsto de la obra de soterramiento a la mitad, pasando de los 400 millones de euros a unos 200.

En la reunión se han empezado a discutir los detalles técnicos de la obra y se han emplazado a volverse a encontrar el próximo 18 de mayo, cuando se acabará de rubricar el nuevo acuerdo y en las que se expondrán públicamente las principales novedades que afectarán al territorio de Montcada. "Hemos cogido la propuesta que nos planteó el Ayuntamiento y la hemos hecho nuestra, incorporando nuevas ideas como esta tercera vía que es una posibilidad", ha señalado el presidente de Adif, Juan Bravo.

"El soterramiento está más cerca que nunca", ha valorado la alcaldesa de Montcada, Laura Campos, que acaricia la obra después de tantas reivindicaciones y, lo peor de todo, haber tenido que lamentar la muerte de dos personas más en las vías de la localidad en lo que va de año.