Ir a contenido

LA RENTABILIDAD SOCIAL DEL PROYECTO DEL FERROCARRIL

CiU echa por tierra la validez de los estudios que avalan el tranvía por la Diagonal

Un informe de la UB detecta fallos en la estimación de la demanda y la contaminación y concluye que el bus es más eficaz

El ayuntamiento asegura que los expertos respaldan sus datos y que el proyecto avanza "con solidez y solvencia"

Carlos Márquez Daniel

Pasajeros en una parada del Trambesòs, en la Diagonal.

Pasajeros en una parada del Trambesòs, en la Diagonal. / FERRAN NADEU

El futbolín del tranvía tiene en el campo una nueva pelota. El grupo municipal Demócrata, antes conocido como CiU, ha presentado este martes un demoledor estudio que viene a echar por tierra los informes técnicos sobre la conexión ferroviaria por la Diagonal. A través de un estudio realizado por la Universitat de Barcelona (UB) sobre la rentabilidad social del proyecto, el grupo liderado por Xavier Trias reclama retirar la propuesta, responsabilidades políticas y mantener "un debate técnico y no ideológico". 

El informe encargado por los convergentes al departamento de Econometría, Estadística y Economía Aplicada de la UB no pretende entrar en la idoneidad de la idea, sino en la rigurosidad de los estudios previos y las cifras y previsiones en las que se basa el gobierno de Ada Colau para defender el tranvía por la Diagonal. A saber: según los profesores Daniel Albalate y Albert Gragera, "existen dudas más que razonables sobre la metodología y las estimaciones en las que se basan las conclusiones del estudio del ayuntamiento".

También han detectado "carencias importantes de coordinación" y una "evidente sobrevaloración de los ahorros de tiempo en transporte público". Tampoco comulgan con el análisis sobre el congestión de tráfico (en unas semanas se presenta el estudio final de afectación en los 24 cruces) o la reducción de emisiones contaminantesPere Macias, responsable municipal de la estrategia de conexión del tranvía, replica que el informe definitivo, el que realmente recogerá todos los inputs sobre el proyecto, se presentará en junio, y ha recordado que lo presentado hasta ahora se ha realizado por entes separados e independientes. En cualquier caso, ha defendido la metodología usada, "avalada por expertos internacionales". "El proyecto del tranvía avanza con solidez y solvencia a pesar de las 15 lupas que este estudio coloca sobre los informes del ayuntamiento", ha sostenido

FALTA DE TRANSPARENCIA

El concejal convergente Joaquim Forn ha lamentado este martes lo difícil que les ha sido obtener información: "El debate técnico lo hemos tenido que hacer solos". Albalate ha iniciado su análisis del estudio asegurando que los debates públicos "suelen centrarse en el 'quién' y el 'por qué', pero no en el 'qué'". "No podemos decir que los estudios estén bien hechos, ni que el tranvía traerá rentabilidad social", ha sentenciado. Punto por punto, ha ido deshuesando los postulados colauistas. 

Los investigadores echan de menos un análisis sobre los riesgos, censuran que se brinden estimaciones "demasiado optimistas", que no se incluyan los gastos de la obra y que se estime en exceso el previsible aumento de usuarios del transporte público (12.000. según el consistorio, menos de 3.000, según la UB). Los autores tampoco entienden que el ayuntamiento descarte otros escenarios con mejor retorno social, como es la mejora de la red ortogonal de bus, cuyo despliegue está previsto que termine a finales del año que viene. 

Con todo, el informe concluye que la rentabilidad social (que tenga más beneficios que costes para la sociedad) a la que aspira el consistorio, un 11%, es una quimera. Y que como mucho se aspira a un 2,8%, por debajo del 3% que marca la viabilidad de una infraestructura. Y eso, en el escenario optimista. La hipótesis más negativa calcula un tasa de rentabilidad social negativa, de -5,65%. 

0 Comentarios
cargando