18 sep 2020

Ir a contenido

INFORMACIÓN DE SERVICIO

Barcelona abre 10 puntos de asesoramiento sobre derecho energético

Las nuevas oficinas informarán a los ciudadanos sobre cómo evitar cortes o simplemente pagar "un precio justo"

Un 7% de los hogares de la ciudad tienen dificultades o no pueden mantener la vivienda en las condiciones adecuadas

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Mujer en situación de pobreza energética.

Mujer en situación de pobreza energética. / EL PERIÓDICO

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este miércoles la apertura de 10 Puntos de Asesoramiento Energético (PAE), donde se informará y asesorará a los ciudadanos "sobre todos los aspectos relacionados con sus derechos ante las suministradoras de luz, gas y agua", y de las obligaciones de las mismas en el cumplimiento de la ley 24/2015 del 29 de julio, de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética.

En estas nuevas oficinas, los ciudadanos podrán informarse sobre qué medidas pueden emprender para que las compañías no les corten el suministro de electricidad, agua y gas cuando tengan problemas económicos para sufragar su coste, pero también sobre cómo mantener el hogar a unas condiciones adecuadas de temperatura y de consumos a un precio justo.

Entre los tres principales objetivos de la medida presentada este miércoles por la teniente de alcalde concejala Laia Ortiz, destacan detectar situaciones de pobreza energética o de riesgo potencial de sufrir a partir de un diagnóstico específico en relación a las causas principales que enmarcan la situación; garantizar el acceso a los suministros básicos con especial atención a las familias más vulnerables de la ciudad de Barcelona y detectar el incumplimiento de la legislación vigente por parte de las compañías suministradoras y asesorar y acompañar a las personas usuarias en la defensa de sus derechos y en la denuncia de los incumplimientos.

SIN CITA PREVIA

Cualquier persona podrá dirigirse a estos puntos sin cita previa. El proyecto se dirige al conjunto de la ciudadanía de Barcelona, ​​pero con especial atención a aquellas personas que en la actualidad sufren pobreza energética y en las que se contempla una situación de riesgo de exclusión social. El Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona ha invertido en esta iniciativa 4,45 millones.

Entre diciembre del 2015 y marzo del 2016 se abrieron cuatro Puntos de Atención a la Pobreza Energética (PAPE) en los cuatro territorios de la ciudad que presentaban una mayor prevalencia de los factores que causan la pobreza energéticaNou Barris, Sant Andreu, Sant Martí y el barrio de la Marina del Prat Vermell del distrito de Sants-Montjuïc. El balance de esta primera experiencia piloto, a pesar de ser una prueba piloto con una duración temporal y extinción territorial delimitada, fue positivo.

'GREENJOBS'

Con la contratación de personal para trabajar en estas nuevas oficinas, la medida busca también recalificar profesionalmente a personas con dificultades de acceso al mercado laboral ofreciéndoles una primera experiencia en el sector de la energía y de la atención al cliente "en el campo de los nuevos nichos de empleo vinculados a 'greenjobs'", subraya el municipio en la nota en la que ha informado sobre la iniciativa.

Aproximadamente un 7% de los hogares de Barcelona tienen dificultades o no pueden mantener la vivienda en las condiciones adecuadas de temperatura por razones económicas, según datos de la última encuesta de condiciones de vida. ECAS (Entidades Catalanas de Acción Social) estima que el 40% del presupuesto de las familias vulnerables se destina a pagar los suministros. Es más de lo que se destina a vivienda en los casos que se benefician de un alquiler social. Además, más de la mitad (54,4%) de los hogares catalanes en riesgo de exclusión tienen dificultades para pagar el recibo de la luz y 3 de cada 10 se han retrasado en el pago de las facturas de electricidad, gas y agua.