LA POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL

La Barcelona metropolitana vetará a los coches más contaminantes en caso de gran polución

La AMB presenta un protocolo para sus 36 municipios para episodios de máxima concentración de dióxido de nitrógeno y micropartículas en suspensión

La característica ’boina’ de contaminación de Barcelona durante un episodio anticiclónico intenso en febrero del 2013.

La característica ’boina’ de contaminación de Barcelona durante un episodio anticiclónico intenso en febrero del 2013. / DANNY CAMINAL

3
Se lee en minutos
VÍCTOR VARGAS LLAMAS / BARCELONA

El Área Metropolitana de Barcelona restringirá la circulación de los vehículos más contaminantes, aquellos que no disponen de la distinción de la Dirección General de Tráfico (DGT), durante los episodios ambientales de elevada polución que se registren durante el año, según prevé el protocolo de actuación impulsado por el ente supramunicipal.

El vicepresidente del área de movilidad y transporte de AMB, Antoni Poveda, ha trasladado a los 36 municipios metropolitanos la medida, ante la "preocupante tendencia en materia de polución" que afecta a la zona, especialmente en lo que se refiere al dióxido de nitrógeno y las partículas en suspensión PM10, que en ocasiones superan los límites marcados por las autoridades comunitarias y son las más nocivos para la salud de las personas.   

MEDIDAS

El protocolo contempla la adopción de medidas de reducción del tráficopeatonalización de áreas e incremento del transporte público, entre otros aspectos, en función de la magnitud del episodio contaminante, que comprende cuatro fases para el dióxido de nitrógeno, NO2, (seguimiento atento, aviso preventivo, fase episodio y fase alerta) y dos para las partículas PM10 (aviso preventivo y fase episodio).

En el caso del NO2, la AMB prevé un aviso preventivo al superar el valor horario de 160 microgramos por metro cúbico en alguna estación e incluye iniciativas como ampliar la red para bicicletas o la peatonalizacón provisional de ejes viarios. Si se alcanzan las cuotas de 200 microgramos, se restringiría la circulación de vehículos privados sin etiqueta de la Dirección General de Tráfico (el distintivo para identificar a los vehículos más nuevos y menos contaminantes) y la habilitación de carriles Bus VAO.

La última fase, poco probable, es la de alerta y llega al superar los 400 microgramos en tres horas. Supone medidas más restrictivas, como establecer la circulación alterna de matrículas pares e impares. 

RESTRICCIONES

Para las micropartículas en suspensión PM10 se contemplan dos pasos. Uno preventivo, al excederse los 50 microgramos por metro cúbico de media diaria, con previsión similar para el día siguiente. En este caso, AMB aboga por reducir la velocidad de circulación, suspender las quemas forestales, aumentar el control en las actividades industriales e informar a las escuelas. La fase episodio se aplicará al superar los 80 microgramos en un día o al concatenar tres con más de 50. Supondrá restringir la circulación de vehículos privados sin tarjeta DGT, limitar la circulación de taxis y modificar la ventana horaria de los espacios de carga y descarga a franjas con menos congestión de tráfico.

La iniciativa, que se complementa con las diversas medidas estructurales en las que ya trabaja la AMB para mejorar la calidad del aire, se coordinará con los 36 consistorios mediante el rol del gestor municipal, responsable de coordinar las acciones a adoptar en el ámbito de su competencia. 

EL REFERENTE MADRILEÑO

Poveda, que calcula que el redactado definitivo del protocolo esté disponible a principios del 2017, ha destacado la sintonía del AMB con la Generalitat y con el Ayuntamiento de Barcelona para sacar adelante un proyecto que ha juzgado "imprescindible". "El objetivo es evitar las 3.500 personas que mueren de manera prematura al año a causa de la polución, mejorar la salud de las personas y que el aire que respiramos no afecte al desarrollo de los niños", ha detallado. 

Noticias relacionadas

Objetivos similares a los que se marca el Ayuntamiento de Madrid, donde ya se han avanzado detalles del Plan de calidad del aire que prepara el equipo de Manuela Carmena, y que comprende actuaciones más drásticas que las del AMB, como implantar un área de acceso restringido al vehículo privado (solo los residentes podrían aparcar en la calle), limitado a 70 km/h las vías de acceso a la ciudad y reducir los carriles dedicados al transporte privado.

Plan para implantar tres zonas de bajas emisiones

La iniciativa de la Dirección General de Tráfico de que los vehículos presenten etiquetas distintivas en función del impacto ambiental que generan tendría encaje con los planes del ente supramunicipal de implantar tres zonas de bajas emisiones: una para sus 36 municipios; una urbana, para el ámbito circunscrito entre las rondas de Barcelona, y una tercera de zonas urbanas de atmósfera protegida (escuelas, hospitales...).