29 mar 2020

Ir a contenido

El Franco decapitado en el Born dispara la tensión en la calle

La exposición ha desatado protestas, lanzamientos de huevos e, incluso, alguna reyerta

TONI SUST / CARLES COLS / BARCELONA

Un hombre y una mujer tiran los huevos a Franco, y se suceden los incidentes. / Foto: R.CUGAT / VÍDEO: CAMINAL / CARBÓ / COLS / CUGAT

Un hombre y una mujer tiran los huevos a Franco, y se suceden los incidentes.
La estatua de Franco pintada por unos jóvenes ésta noche.

/

Pancartas de protesta, lanzamientos de huevos, manifestaciones, percusión con tambores, ataques de nervios y hasta peleas con golpes e insultos se han sucedido a lo largo de este lunes ante la entrada del Born Centre Cultural i de Memòria. Los gritos, pitidos y enfados contra la estatua decapitada de Franco se han oído, a media tarde, en el interior del antiguo mercado cuando Gerardo Pisarello, el primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, ha inaugurado la exposición ''Franco, Victòria, República. Impunitat i espai urbà', insistiendo en que la muestra, que se prodrá ver hasta el 8 de enero, es, "una denuncia contra el franquismo y contra el olvido de la impunidad que hubo con sus símbolos durante la Democracia".

La estatua ecuestre de Franco ha quedado instalada a las 11 y media de la mañana frente al Born Centre Cultural. Es una de las piezas estrella de la exposición . La polémica hace días que dura. Cinco minutos después de ser descargada de la camioneta y cuando los operarios aún no la habían fijado a la base, cara a cara con otra pieza controvertida, la Victòria, un activista, Ernest Sant, ha lanzado tres huevos. Le ha dado de lleno pese a la distancia. El Franco ecuestre, decapitado porque en el año 2013 alguien le robó la testa tras cortársela con una sierra radial, ha sido inmediatamente limpiado con una manguera de agua a presión. La inauguración está prevista para esta tarde.

KARL MARX

Los motivos de esta primera agresión contra la figura del dictador son los previsibles. Rodeado por tres agentes de seguridad del Born y a la espera de que llegaran los Mossos d'Esquadra, Sant ha explicado que el Born no es el lugar adecuado para exhibir una escultura como esta, por muy decapitada que este. Este ha sido el único incidente del traslado de la estatua, que ha salido a las 10 y media de la mañana de un almacén municipal de la Via Favència. Nada más salir a la calle, cubierta con una lona azul, ha cruzado, irónicamente, la plaza de Karl Marx

No ha sido el único incidente de la mañana, hacia el mediodía una ciudadana indignada, Rosa Saiz, ha lanzado una docena de huevos contra la estatua y ha explicado que no entiende que "la alcaldesa retire placas franquistas y coloque la estatua de Franco". A las 15.00 horas el ayuntamiento ha ordenado que la Guardia Urbana vigile la zona.