Ir a contenido

Entrevista a Rose Chong, Global Programme Manager de Deutsche Bank

"Las empresas de Barcelona crecen cuando invierten en sus empleados"

La ciudad necesita una velocidad de conexión inalámbrica rápida para dar respuesta a la demanda de la era móvil y digital

L. D. / BARCELONA

Rose Chong, Global Programme Manager de Deutsche Bank.

Rose Chong, Global Programme Manager de Deutsche Bank. / DANNY CAMINAL

Nacida en Borneo (Malasia), Rose viaja desde que tenía 11 años. De Borneo a Singapur y de Singapur a Australia. Tras convertirse en una de las pioneras de la banca 'online', su empresa la envió a ciudades como Barcelona, Fráncfort, Londres o Nueva York. Hace 10 años, Rose decidió establecerse en Barcelona: vive en una casa en las afueras de la ciudad con su pareja y sus dos perros.

-¿Por qué escogió Barcelona? Me trasladé a Barcelona para conseguir un equilibrio entre el trabajo y mi vida personal. Para mí, un día cualquiera de trabajo se resume así: me levanto muy temprano para trabajar a distancia con mis compañeros en Asia. Después voy en coche a la oficina y trabajo con mis compañeros en Europa. Y finalmente me pongo en contacto con mis colegas de Estados Unidos. Sin dejar de lado el crecimiento personal: soy miembro del Toastmasters, una organización sin ánimo de lucro, y del Rotary International como voluntaria. El año pasado me convertí en la primera mujer extranjera que ocupa el cargo de tesorera de una delegación Rotary en España. ¿Te lo puedes creer, una “chinita”?

-¿Qué aspectos de la ciudad destacaría como positivos? Barcelona ha mejorado mucho desde que llegué: los servicios de salud, el panorama cultural (arte, danza, música), los idiomas, la innovación, el aumento de 'start-up', incluso a nivel de seguridad. Hace diez años me robaron en la calle, a plena luz del día. Unos días después, unos ladrones me acorralaron para robarme el coche y, al cabo de unas semanas, presencié un intento de robo en el metro. Entonces tenía miedo. Hoy, todo ha cambiado mucho, me siento mucho más segura.

-¿Qué aspectos hay que mejorar? Una ciudad es la suma de todos sus habitantes. Para mí, la mejora personal e invertir en uno mismo son las claves para mejorar la ciudad en el futuro. Siempre me ha sorprendido que en Barcelona se hagan tan pocas conferencias con gurús de la autoayuda. Hay muy poca demanda: tan sólo conozco a unas pocas personas a quienes les interese invertir en su propio desarrollo personal. Evidentemente, se trata de una situación condicionada por el rendimiento económico del país y los salarios bajos. Aun así, en Asia existe un refrán que dice algo así como: “ Si no sale un poco de dinero, no entrará una gran fortuna”.

-¿Cuál siente que es tu ciudad? Tu hogar es donde está tu corazón. Me gustó vivir en Singapur. Me gustó vivir en Perth y también en Fráncfort. Pongo todo mi corazón a la hora de crear el hogar que quiero. Yo tengo dos hogares: nací en Borneo y volví a nacer en Barcelona. Cuando estoy aquí, echo de menos a mi familia y el 'satay'; cuando estoy allí, ¡echo de menos mi casa y el jamón!

-¿En qué aspecto de su sector destaca positivamente la ciudad? ¿En qué hay que mejorar? Hace 18 años, Barcelona consiguió la infraestructura necesaria para implantar internet en la ciudad. Desde entonces, sus habitantes y todas las empresas, incluyendo el sector financiero, pudieron entrar con éxito en la era de internet. A día de hoy, Barcelona necesita velocidad de conexión inalámbrica en toda la ciudad, que sea lo suficientemente rápida para dar respuesta a la demanda propia de la era móvil y digital. ¡La nueva generación ya está aquí!

Para obtener el máximo beneficio, la mejora de la infraestructura debe ir acompañada de unos profesionales a la altura. Una empresa está compuesta por sus empleados y las empresas de Barcelona crecen cuando invierten en ellos; las grandes corporaciones lo hacen, las 'start-up' lo hacen y consiguen pasar de ser un proyecto en “un garaje” a convertirse en empresas como holaluz.com. Al final, toda inversión da sus frutos.

En el sector financiero ya hemos entrado en la banca digital. A medida que formamos a nuestros trabajadores para encarar esta nueva realidad, Barcelona se prepara para afrontar la transición digital sin problemas.

-¿Recomendaría a un amigo venir a vivir a Barcelona? ¿Por qué? ¡Por supuesto! De hecho, ya lo hago. Una vez has superado el reto más importante (encontrar un trabajo), Barcelona es el mejor lugar del mundo. Aquí hay muchos diamantes en bruto que todavía están por descubrir y por hacer.

0 Comentarios
cargando