Ir a contenido

Barcelona bonifica el 95% del IBI a librerías, teatros y locales culturales

La subvención municipal tiene un límite de 5.000 euros por establecimiento y es retroactiva hasta el 2015

Cristina Savall

Josep Cots y Eric del Arco, propietarios de la librería Documenta, en la calle Pau Clarís.  / FERRAN NADEU

Josep Cots y Eric del Arco, propietarios de la librería Documenta, en la calle Pau Clarís. 
Los Cinemes Texas, ubicados en la calle Bailèn.
La fachada del Teatre Poliorama, en la Rambla. 

/

Las librerías, galerías de arte, teatros y otros establecimientos culturales privados de Barcelona recibirán una subvención municipal equivalente al 95 % del Impuesto sobre Bienes inmuebles (IBI), sean propietarios del local o estén en régimen de alquiler. Esta medida, que entra en vigor este viernes, 9 de septiembre, es de aplicación retroactiva a las cuotas del 2015 y tiene un límite de 5.000 euros por establecimiento, según ha anunciado este jueves el Ayuntamiento de Barcelona. El gobierno municipal destinará en total 500.000 euros anuales a estas ayudas, con las que pretende proteger uno de los sectores más vulnerables de la vida mercantil de la ciudad.

En caso de que esta bonificación del 95% del IBI, impuesto municipal que grava a la propiedad, genere conflictos entre el propietario y el arrendatario, el ayuntamiento se compromete a mediar. La mayoría de librerías, galerías de arte y otros comercios especializados en temas culturales que pagan un alquiler desconocen cuánto pagan por el IBI los propietarios de sus locales y, por tanto, a cuánto puede ascender esta ayuda. "Se verá caso por caso", ha declarado el teniente alcalde de Empresa, Cultura e Innovación, el socialista Jaume Collboni

A esta nueva subvención cultural se añade la ampliación económica de las partidas destinadas a las mejoras de las infraestructuras de estos espacios, que varían según su especialidad. La rehabilitación de auditorios y teatros de entidades sin ánimo de lucro estará dotada con un total de 600.000 euros, y la de librerías, con 200.000, más del doble de los 71.000 del año pasado.

SOLO CINE DE AUTOR

El incremento global de ayudas a galerías de arte, teatros, librerías y espacios de experimentación se traduce "en 900.000 euros más que el año pasado", ha informado Valentí Oviedo, gerente del Institut de Cultura de Barcelona (Icub). Solo quedan excluidas las salas de cine que no se dedican a proyectar películas de autor en versión original, "por lo que las grandes exbididoras y las mutinacionales no recibirán ninguna ayuda", ha señalado Collboni. "Son prioridades políticas", ha precisado el edil, que ha recodado que estas ayudas culturales fueron una de las medidas que el PSC puso como "condición" para apoyar las ordenanzas municipales.

La finalidad de esta bonificación es ayudar a unos 250 equipamientos y empresas privadas para "apoyar una actividad fundamental y dinamizar la oferta cultural", ha declarado Collboni. De los 500.000 euros de la convocatoria, 400.000 están destinados a espacios estables de exhibición de artes escénicas como teatro, danza, circo y otras disciplinas de arte en vivo y los otros 100.000 se invertirán en establecimientos comerciales del ámbito cultural como las galerías de arte, las salas de exposición, las librerías y los cines con programación de cine de autor y en versión original.

AHOGADOS POR EL IVA

Antoni Daura, presidente del Gremi de Llibreters de Catalunya, ha explicado que la bajada global del consumo se acentúa en las librerías. "Es difícil mantenerlas vivas y activas. Esta nueva medida es pequeña, no nos salvará la vida, pero no deja de ser una ayuda. Lo que nos está asfixiando es el 21% del IVA", ha argumentado Daura, para quien las librerías potencian la imagen cultural de Barcelona: "Están a pie de calle y abiertas a todos". Según sus cálculos, el importe medio de la bonificación del IBI que puede recibir una librería de 100 metros cuadrados oscila entre 500 y 600 euros. "Depende del barrio, pero beneficiará a los pequeños y medianos comercios", ha asegurado.

Los locales que acogen conciertos podrán acceder a partir de la próxima semana a una nueva convocatoria de subvenciones municipales destinada a impulsar estudios del impacto acústico, la instalación de limitadores de niveles sonoros y la rehabilitación de los equipos técnicos. El ayuntamiento asignará un total de 400.000 euros a salas que dispongan o estén tramitando la licencia.

Los espacios independientes, sean de creación, experimentación, difusión o exhibición, también podrán acceder a mediados de este mes a una dotación económica para rehabilitar sus locales, suprimir barreras arquitectónicas y mejorar el equipamiento técnico o la seguridad. A esta partida, el consistorio reserva 250.000 euros para que estos establecimientos puedan cumplir las normativas vigentes en lugares de pública concurrencia. Entre el 19 y el 30 de septiembre, entrarán en vigor una serie de ayudas a inversiones tecnológicas a entidades culturales que en sus proyectos priorizan la creatividad, la experimentación y la innovación.

Con la mirada puesta en París

París es el referente en ayudas públicas a las librerías. Su ayuntamiento establece exenciones fiscales si dedican a salarios al menos el 12% de su facturación y subvenciones por actividades de promoción de libros de fondo, y los editores han creado un fondo para que las nuevas librerías puedan arrancar con créditos con dos años de carencia. Además, algunas se encuentran ubicadas en locales municipales, pagando un alquiler a la mitad del precio de mercado. Para evitar la desaparición del comercio tradicional, el programa Vital Quartiers, en el que se llevan invertidos 100 millones de euros, ha acumulado 650 locales, adquiridos por el derecho de retracto para que estos espacios no cambien de actividad. De ellos, 60 son librerías, lo que hace de esta empresa semipública el casero de la mayor red de librerías de París. Gracias a este plan estratégico, la capital francesa ha frenado el ritmo de cierres de tiendas de libros.