Ir a contenido

La Síndica de Barcelona reclama más recursos para que "nadie" quede desprotegido

Ada Colau pide a Maria Assumpció Vilà que también defienda los derechos de los inmigrantes

Cristina Savall

Maria Assumpcio Vilà, este lunes, en el acto de toma de posesión como Síndica de Barcelona en el Saló de Cròniques del ayuntamiento.

Maria Assumpcio Vilà, este lunes, en el acto de toma de posesión como Síndica de Barcelona en el Saló de Cròniques del ayuntamiento. / RICARD CUGAT

Maria Assumpció Vilà ha reclamado en su toma de posesión como Síndica de Greuges de Barcelona "más recursos" para poder profundizar en las investigaciones llevadas a cabo por esta entidad independiente, que tiene la misión de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos y ciudadanas de la capital catalana y también de aquellas personas que se encuentren en la ciudad aunque no sean residentes.

"El ayuntamiento debe aumentar los recursos humanos ante la complejidad del trabajo. Las resoluciones de la Síndica deben ser ágiles y directas para que nadie quede indefenso. Las quejas no deben de tardar más de 30 días en resolverse", argumentó Vilà, reelegida para el cargo que ocupa desde el 2009. La Síndica ha exigido también que la institución cuente con un presupuesto aprobado por el Consejo Municipal. "Hemos de disponer de los medios materiales y funcionales suficientes para que las actuaciones sean eficientes e independientes y puedan llegar a toda la ciudadanía con garantía de eficacia", ha destacado.

FOMENTO DE LA OCUPACIÓN

Su segundo mandato consecutivo ha contado con el apoyo de Barcelona en Comú, PSC, CiU, ERC, PP y Ciutadans. La alcaldesa Ada Colau ha presidido la toma de posesión de Vilà, a quien ha pedido que no se olvide "de la defensa de los derechos de los inmigrantes". Previamente, en su discurso en el Saló de Cròniques, la Síndica ha argumentado que sus prioridades son el fomento de la ocupación y que no falten recursos para los servicios sanitarios, la educación y la cultura. "Otra prioridad es incorporar la visión de género en concordancia con el Plan para la Justicia de Género (2016-2020) que combate desigualdades entre hombres y mujeres en la ciudad", ha informado Vilà.

Los problemas que estos últimos años han encabezado las quejas a la Síndica han sido el transporte público, las molestias que provoca el ruido en los barrios turísticos y las largas listas de espera en los servicios sociales.

0 Comentarios
cargando