PLAN POLÉMICO

Colau ficha al 'exconseller' convergente Macías para la conexión del tranvía en la Diagonal

El exdiputado de CiU se incorpora al consistorio en mayo a pesar de que el proyecto no dispone aún de acuerdo político

"Nuestra oposición no la cambiará el fichaje de ningún profesional, por muy compañero de partido que sea", asegura Trias

El Trambaix, en la Diagonal, a la altura de la calle de Numància. / FERRAN NADEU

El Trambaix, en la Diagonal, a la altura de la calle de Numància.
Pere Macías, en el Congreso de los Diputados, en una sesión del 2014.

/

Se lee en minutos

Golpe de efecto de Ada Colau en su cruzada por el tranvía. El ayuntamiento ha anunciado el fichaje del 'exconseller' nacionalista de Política Territorial y Obres Públiques Pere Macías para liderar el proyecto de conexión de las dos líneas del Tram a través de la Diagonal. La alcaldesa ya colocó a un exsocialista como gerente (Jordi Martí). Ahora abduce a un insigne convergente.

El hasta enero diputado de CiU en el Congreso de los Diputados se incorporará al consistorio en mayo bajo las órdenes de la tenencia de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, comandada por la concejala Janet Sanz, cuyo negociado podría verse seriamente alterado con el pacto de gobierno que Barcelona en Comú y el PSC tienen casi cerrado.

Macías, uUn ingeniero de caminos con amplia experiencia en política y la Administración

Pere Macias Arau (Olot,1956) es un experimentado político de Convergència que ha ocupado destacados cargos en el partido y en la Administración pública. Ingeniero de puertos y caminos, se afilió a CDC en 1977. Desde entonces ha sido alcalde de Olot durante 12 años, presidente de la Diputación de Girona y responsable de las ‘conselleries’ de Medi Ambient i Habitatge y de Política Territorial i Obres Públiques. También ha ocupado el puesto de secretario general adjunto de CDC y CiU, ha sido diputado en el Parlament y en el Congreso y portavoz de CiU en el Senado. En el 2015 abandonó la actividad política y en la actualidad se ha centrado en la renovación del partido. Macias, casado y padre de dos hijos, ha sido profesor titular de la Universitat Politècnica de Catalunya y en la actualidad es presidente de la fundación Cercle d’Infraestructures.

Este es el tercer espaldarazo que recibe el tranvía por parte de mandatarios convergentes. En verano fue el ‘president’ Artur Mas quien cerró filas con Colau a favor de la conexión de las dos líneas. Tras las elecciones catalanas y la proclamación del nuevo Govern, Carles Puigdemont también bendijo el proyecto, que tiene un coste aproximado de 175 millones de euros. Ahora es Macias, ‘conseller’ durante la etapa de Jordi Pujol, primero de Medi Ambient (1996-1997) y luego en Política Territorial (1997-2001), quien, además de su apoyo, aportará su amplio conocimiento sobre la gestión y promoción del transporte público.

PROTOCOLO Y DINERO

La noticia ha sentado como un jarro de agua fría en el grupo municipal de CiU, que siempre se ha mostrado más partidario de un bus eléctrico que de un tranvía. A través de un comunicado, Xavier Trias se reafirmó en el rechazo a la conexión a través de la Diagonal: "Este proyecto perjudicará gravemente la movilidad y la salud de Barcelona sea quien sea el que acabe dirigiendo la obra". "Nuestra opinión -prosigue- no la cambiará el fichaje de ningún profesional para dirigir el proyecto, por muy compañero de partido, militante o 'exconseller' que sea, como es el caso de Pere Macias", zanja el exalcalde.

El 1 de marzo, el ayuntamiento y la Generalitat firmaron el protocolo de colaboración para impulsar la conexión del tranvía. Este acuerdo determina que es el consistorio quien debe decidir cuál es el mejor trazado para que el Trambaix y el Trambesòs se vean por fin las caras. El favor del Govern se logró entre otras cosas, tras el compromiso de Barcelona de participar en la financiación de las obras del metro de los barrios de la Zona Franca.

PETICIÓN DE DIÁLOGO

Noticias relacionadas

A mitad de marzo, los partidos de la oposición, a excepción de la CUP, compartieron púlpito para reclamar a Colau diálogo ante un proyecto de semejante envergadura. Era una manera de recordarle a la alcaldesa que no podrá colocar un solo raíl si no consigue mayoría en el pleno, si no logra que al menos 11 concejales de otros partidos aprueben el proyecto, algo que a día de hoy se atisba complicado. Son muchas las voces municipales que consideran que el tranvía no es hoy una prioridad. 

Unos días después, en plena Semana Santa, el consistorio presentó al fin los estudios técnicos que avalaban la conexión a través de la Diagonal, ya que es la mejor opción en términos de retorno social de la inversión. Según los técnicos, cerrar el circuito de tranvías podría generar 220.000 viajeros nuevos cada día, y reducir el tráfico por la avenida en 12.500 vehículos diarios.