29 mar 2020

Ir a contenido

Consenso para regular por zonas la oferta de alojamiento turístico en BCN

Patronales y detractores del auge de visitantes coinciden en aplicar criterios diferentes por barrios

Los afectados reclaman más instrumentos contra la oferta ilegal de camas por días

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

Una turista sale de un apartamento turístico en el Eixample.

Una turista sale de un apartamento turístico en el Eixample. / ELISENDA PONS

 

 

Eran voces muy diversas y de intereses enfrentados, pero las más de tres horas de reunión participativa sobre la regulación del alojamiento turístico en Barcelona se han saldado la noche de este jueves con algunos puntos de consenso. En especial en lo referente a aplicar una regulación a la carta para cada zona, atendiendo a su actual densidad de plazas de alojamiento turístico, a su afluencia de visitantes y a su fisonomía urbanística. También ha habido coincidencias en reclamar más mano dura contra las camas ilegales, aunque el ayuntamiento ha señalado que esa es otra guerra y que el plan especial en el que ahora se trabaja aspira a regular lo legal y el futuro desarrollo. 

Ha sido la segunda reunión multisectorial que convoca el ayuntamiento con voces muy diversas: representantes de Amfitrions de Barcelona (que alquilan habitaciones ens sus casas y que realizaron una concentración previa a las puertas de la reunión), asociaciones de albergues (Acatur) y pisos turísticos (Apartur y Prohut), el Gremi d'Hotels, Amics de la Rambla, la patronal de agencias de viaje Acave, el Consell de Gremis, la Fundació Barcelona Comerç, Barcelona Oberta, CCOO, el Consell de la Joventut de Barcelona, Ecologistes en Acció, vecinos de la FAVB y de la Assemblea de Barris per un Turisme Sostenible (ABTS)..., así como el Col·legi Oficial d'Arquitectes de Catalunya.

DIFÍCIL EQUILIBRIO

La concejala de Urbanismo, Janet Sanz, ha acabado la sesión satisfecha por "el consenso sobre los indicadores" planteados y el formato "inédito" para tratar de consensuar a tantos sectores, a sabiendas de que el plan "no lo resolverá todo". A final de mes presentarán una propuesta de regulación por zonas.

Los más de 50 asistentes se han dividido en tres grupos de trabajo y han expuesto su opinión sobre las propuestas municipales, que plantean reducir, mantener o incrementar sostenidamente las plazas de alojamiento, en función de las características de cada zona, como informó este diario el  miércoles. En la nueva reunión, el Gremi d'Hotels ha abogado por no cortar el desarrollo turístico de la ciudad y opinado que incluso frenando hoteles, las grandes atracciones turísticas conllvevarán saturación en algunas zonas. En Apartur han pedido desvincular el turismo de la escasez de vivienda pública y tratar el conflicto de la oferta ilegal.Desde el comercio se solicitaron más datos en el debate sobre la aportación del turismo en la dinamización económica de la ciudad. Mientras que el flanco vecinal ha defendido recortar la oferta en algunas zonas y ha puesto sobre la mesa el efecto de la oferta ilegal en la afectación del espacio público. También se ha quejado de "poca representatividad entre los lobis" convocados, según Héctor Panizo, de la ABTS. Todos aceptan regular según la saturación del territorio, pero tanto los vecinos representados como los ecologistas exigirán filtros en las zonas 'vírgenes'.