Ir a contenido

Google, el gran urbano

La compañía cederá a ayuntamientos los datos que ha acumulado del tráfico en las ciudades con los móviles Android

El nivel de precisión es tal que predice un atasco 15 minutos antes

Carmen Jané

Google lleva años guardando datos de la circulación del tráfico de prácticamente todos los rincones del mundo y los ha trabajado de modo que le permiten hacer predicciones de cuándo se va a producir un atasco en un punto concreto hasta 15 minutos antes de que se acumulen los coches, sin apenas margen de error. Esto lo explicó esta semana un equipo de ingenieros de Google Europa, que dio una conferencia en el Smart City Expo World Congress.

Los técnicos, acompañados de los responsables de márketing del proyecto, anunciaron que la empresa del buscador va a poner estos datos a disposición de ayuntamientos y organismos públicos que estudien la movilidad urbana para que «puedan mejorar sus problemas de tráfico en sus zonas». La única condición que ponen, dicen, es que «se destinen a proyectos sin ánimo de lucro» y publiquen cómo se ha solucionado el problema en un plazo máximo de un año a partir de recibir la información.

La oferta, que busca ciudades interesadas, no supone cesión de datos de los organismos públicos por parte de los municipios, explicaron los responsables del proyecto a este diario. Tampoco quisieron precisar si el plan está relacionado con sus problemas con la Comisión Europea, con la que mantienen un largo pleito relacionado con la acusación de monopolio pero sí que «tiene algo que ver con la responsabilidad social corporativa» de la compañía, según un portavoz.

Los datos que ofrece Google han sido obtenidos a través del navegador GPS de los móviles Android y de las aplicaciones de tráfico que usan Google Maps, que permite establecer rutas en coche y en bicicleta y ofrece información sobre el estado de las vías. Esto lo vienen haciendo desde el 2007, cuando integraron la tecnología de una pequeña empresa californiana, ZipDash, que habían comprado tres años antes.

Anonimizados

Cuando los cedan a los ayuntamientos e instituciones de control de tráfico, los datos que ellos tienen asociados a cada móvil estarán «anonimizados y resumidos» (lo que técnicamente se conoce como «datos agregados»), según anunció Andrew Eland, ingeniero responsable del proyecto en Google.

Estos datos no solo son exhaustivos sino que además son mejores que los que poseen los propios organismos oficiales, según demostraron en la presentación sendos técnicos del KTH Royal Institute of Technology de Estocolmo y del también público TNO de Amsterdam, con los que llevan tiempo trabajando. Otras instituciones que ya están en el proyecto son organismos públicos de Nueva York, San Francisco y Chicago.

Google también está aplicando esta misma tecnología de tráfico a la entrada de los organismos, para estudiar los flujos de personas. Así, cuando un usuario busca un museo en Google, el resultado ya le ofrece hasta la afluencia de visitantes esperada según las horas.

El Ayuntamiento de Barcelona y el Servei Català de Trànsit mantiene desde el pasado abril un acuerdo con un servicio de Google, la app móvil Waze, por el que «intercambian datos de tráfico en tiempo real», según fuentes municipales. Gracias a la app los usuarios avisan de dónde hay un atasco u otra incidencia (accidente, retención...) y lo geolocalizan en un mapa a través del GPS. Waze, que fue comprada en el 2013, es uno de los servicios de Google Traffic, con el que aún no se ha integado del todo.

0 Comentarios
cargando