Ir a contenido

SECTOR ECONÓMICO CLAVE

BCN abre el debate sobre los horarios comerciales del 2016

Se introduce al vecino como opinador acerca del 'shopping' turístico

PATRICIA CASTÁN
BARCELONA

Apenas hace un mes que los horarios comerciales de verano finalizaron y con ellos los domingos vuelven a ser día oficial de tiendas cerradas. Pero el debate se reabrió ayer para planificar el calendario del 2016, con la particularidad de que el gobierno de Ada Colau  suma a la ciudadanía como interlocutor. Un conflicto de intereses que ayer coincidió con la presentación de un informe de la consultora EY que sitúa a Barcelona como sexto destino  del mundo en el gasto del viajero y alienta a promover el turismo en este ámbito.

El sector del comercio lleva meses irritado por varias decisiones municipales (como el asunto de las luces navideñas, que avanzó EL PERIÓDICO el pasado día 22) y por no haberse podido reunir con la alcaldesa. Sin embargo, ayer la reconciliación comenzó con la firma de un convenio para la promoción de los ejes de barrio, con una aportación de 385.000 euros para el plan de actuación 2015. Incluye actividades de dinamización y estudios de mercado del sector que siguen el guión delo previsto bajo el mandato de Trias. No hay novedad, pero la Fundació Barcelona Comerç, que aglutina a 16 ejes, respiró al ver renovadas las ayudas en un cara a cara con Colau.

REUNIONES / Con el comerciante de barrio contentado, el comisionado de Comercio, Miquel Ortega, se reunió por la tarde tanto con esta parte del sector (conservador y defensor de horarios tradicionales), como con Barcelona Oberta, que apoya abrir los domingos en zonas turísticas para aprovechar la entrada de divisas. Este colectivo quiere superar los dos meses y medio de apertura en domingo aplicados los dos últimos veranos, y alcanzar a parte de la primavera y otoño, cuando dicen que hay más turismo de shopping de calidad.

Se hallaban también sindicatos, gremios y patronales. Pero la novedad fue introducir a la ciudadanía a través de la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona. Se abrió así un mes de proceso participativo en el que asociaciones y voces particulares podrán pronunciarse mediante una encuesta disponible en la web del ayuntamiento. El resultado se sumará a los informes sobre horarios realizados hasta la fecha (y uno nuevo en marcha), con el objetivo de que el tema se culmine en el pleno municipal, teóricamente en la sesión del próximo febrero. Es decir, que la decisión final dependerá del acuerdo político.

0 Comentarios
cargando