FORO PRIMERA PLAN@

Balmón apela al liderazgo metropolitano para el progreso social y el crecimiento económico

El alcalde de Cornellà destaca el impulso de la tarifa social y ecológica de la que se benefician 6.000 familias

Antonio Balmón, junto al director de EL PERIÓDICO, Enric Hernàndez, en el foro Primera Plan@, este martes.

Antonio Balmón, junto al director de EL PERIÓDICO, Enric Hernàndez, en el foro Primera Plan@, este martes. / RICARD CUGAT

1
Se lee en minutos
VÍCTOR VARGAS / CARLES COLS / BARCELONA

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) debe "enriquecer su musculatura" social y económica con políticas que le permiten dar "un salto de escala", una visión de conjunto que despliegue una acción estratégica sobre el territorio para responder a las necesidades reales de la población y anticiparse a los retos del futuro.

Esa es la gran prioridad que ha establecido Antonio Balmónalcalde de Cornellà y vicepresidente ejecutivo del AMB, para la capital catalana y el territorio metropolitano en su intervención en los desayunos de Primera Plana@ que organizan EL PERIÓDICO Banc Sabadell.

MOTOR ECONÓMICO

Sobre su gestión, ha destacado el impulso de la tarifa social y ecológica de la que se benefician 6.000 familias en situación de vulnerabilidad, o los 30 millones destinados al plan metropolitano de apoyo a las políticas sociales, que han servido para financiar 117 proyectos y contratar a 3.822 desempleados.

Y esa es la estrategia que Balmón ha apuntado para que Barcelona "continúe siendo el motor económico de Europa", siempre que la capital catalana organice sus recursos como una "aglomeración metropolitana" con los 35 municipios del entorno, para afianzar su presencia internacional y atraer "nuevas personas y actividades innovadoras".

Noticias relacionadas

 Y ha instado a la Generalitat y al Gobierno español a aceptar al AMB al mismo nivel en las tareas de planificación de infraestructuras de interés metropolitano, al considerar que son la entidad más idónea "para liderar y coordinar los trabajos técnicos de preparación y seguimiento".

 Una competencia que ha ilustrado con el plan director urbanístico (PDU), uno de los instrumentos que ha juzgado clave para esa voluntad de “superar los planteamientos locales” y aplicar el “cambio de escala” a la mayoría de las políticas públicas.