Ir a contenido

DECRETADOS DOS DÍAS DE DUELO

Muere Celestino Sánchez, el primer alcalde democrático de Cerdanyola

El regidor socialista presidió el gobierno municipal entre 1979 y 1997 y dio el relevo a Cristina Real, que era la número dos del PSC en la ciudad

EFE / Cerdanyola del Vallès

Celestino Sánchez González, el primer alcalde democrático de Cerdanyola del Vallès (Vallès Occidental), ha fallecido a los 76 años, según han informado fuentes municipales. La capilla ardiente se abrirá la tarde del sábado en la sede del consistorio, cuyo gobierno ha decretado dos días de luto.

Sánchez había sido uno de los personajes claves de la historia de Cerdanyola de finales de siglo XX, desde que en 1979 se convirtió en el primer alcalde de la democracia como cabeza de lista del PSC.

La irrupción de Celestino Sánchez en el mundo de la política estuvo precedida por su participación en el movimiento asociativo, vecinal y escolar. Sánchez fue alcalde de Cerdanyola entre 1979 y 1997, cuando pasó el relevo a la entonces número dos del PSC en la localidad, Cristina Real.

“Todo estaba por hacer”

La construcción de equipamientos como el Ateneo, los ambulatorios, las zonas deportivas, el Museo de Ca n'Ortadó o la creación del Parque Tecnológico del Vallès y el logro de un importante patrimonio municipal eran, según destacó el propio Celestino Sánchez en el 30 aniversario de los ayuntamientos democráticos, algunos de los principales resultados de sus gobiernos municipales en "una ciudad en la que todo estaba por hacer".

Con la legalización de los partidos, Sánchez se afilió al PSC donde fue militante de base hasta ser elegido como primer secretario y, posteriormente, como alcalde de la ciudad.

El malogrado exalcalde reconoció, en una entrevista, que durante sus años de mandato tuvo muchas facilidades para hacer todo aquello que consideró oportuno y consiguió el apoyo de su partido así como la comprensión de CiU, que fueron sus socios de gobierno en algunos momentos.