Actuación de oficio de la policía catalana

Los Mossos imputan a 21 okupas en dos desalojos exprés en BCN

Las operaciones, en Sants y el Gòtic, acabaron sin incidentes

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Lo advirtió elconsellerde Interior Felip Puig en enero tras el desalojo del antiguo Palacio del Cinema de Via Laietana,okupadotras una manifestación en contra de la reforma de las pensiones: «Se ha acabado la impunidad para los okupas», unatolerancia cero que se está aplicando. Si el pasado viernes los Mossos ejecutaron el desalojo exprés de un inmueble del barrio de Sants, donde detuvieron a dos jóvenes por resistirse, el domingo y ayer volvieron a actuar en otras dos casas del Gòtic y Sants, según informó ayer la policía.

En estas dos últimas operaciones, que se desarrollaron sin incidentes, los agentes imputaron a 21 personas. El desalojo del domingo se produjo después de que la Guardia Urbana detectara una pancarta en una de las ventanas del Palau Sessa-Larrard, en la calle Ample (Gòtic), unos hechos que la policía local comunicó a los Mossos, quienes iniciaron las gestiones para localizar al propietario de inmueble y poder llevar a cabo el desalojo exprés (que solo puede ejecutarse antes de que pasen 24 horas de la ocupación). Tras la denuncia del dueño, se llevó a cabo el desalojo de las 15 mujeres que se habían instalado.

Noticias relacionadas

Un hecho similar tuvo lugar esa misma noche en la calle de Olzinelles, en Sants. A media noche la policía recibió el aviso por parte de un vecino de que un grupo de jóvenes habían forzado la cerradura de una finca deshabitada para entrar. Ayer por la mañana, sobre las 6.00 horas, se inició el operativo en el que fueron desalojados sus seis ocupantes.

En ambas intervenciones, subrayaron ayer los Mossos, ha sido clave que se detectara de forma rápida la ocupación del edificio y que el propietario, una vez advertido, presentara una denuncia, lo que ha permitido a la policía llevar a cabo un desalojo exprés y evitar que se consolidasen las entradas ilegales.