Ir a contenido

MEDIDAS PARA paliar EL RETRASO En LA construcción de la MACROESTACIÓN

La Sagrera, apeadero del AVE en el 2012

Blanco anuncia una parada provisional al abrir la línea de Girona

CRISTINA BUESA
BARCELONA

Los AVE que circulen de Barcelona a Girona y Figueres a partir del año que viene podrán parar en la Sagrera. Para que ello sea posible deberá habilitarse allí una instalación provisional en las vías de ancho europeo, también con trazado provisional, que se colocarán en el lado montaña entre los puentes de Bac de Roda y del Treball Digne. Esta será la ruta del AVE durante algunos años mientras avanzan en el lado mar las obras de la macroestación, ahora tan solo recién iniciadas. La parada la aseguró ayer el ministro de Fomento, José Blanco, en el coloquio del Foro Nueva Economía al que asistió para conmemorar los tres años de la llegada de la alta velocidad a Barcelona. Fue una respuesta muy breve, que algunos asistentes al acto achacaron inicialmente a una confusión. Pero no.

La pregunta había sido acerca de cuándo podrían detenerse los trenes en la estación de la Sagrera. Mentalmente, quienes siguen al detalle la evolución de la obra, respondieron que en el 2016. Esta es la fecha mínima fijada tras los sucesivos retrasos que a partir del 2007 han sufrido tanto los trabajos del túnel bajo el Eixample, como los de la costosa estación que debía pagarse en buena parte con plusvalías urbanísticas. Al disociarse temporalmente ambos proyectos, pues la línea pasó del muy repetido 2009 al 2012 y el pago de la estación no se pactó y los trabajos no se adjudicaron hasta el 2010, Fomento había dejado de lado una posible parada provisional.

Fuentes ministeriales confirmaron, no obstante, después del acto que lo que había dicho Blanco era así, que Fomento aspira a utilizar de forma provisional la Sagrera para poder aprovechar de este modo todos los réditos de una segunda parada en la ciudad. Sin demasiadas concreciones, esas mismas fuentes aseguraron que los trenes podrán detenerse antes de final del 2012 en la nueva estación aunque no aclararon qué servicios lo harán. Podría tratarse de los futuros trayectos que se desplazarían hacia Girona en tren Avant porque no parece demasiado operativo que todos los servicios se detuvieran en Sants y la Sagrera.

IMPACTO ECONÓMICO / Antes de la intervención del ministro, la empresa Accenture presentó un estudio sobre el impacto de la llegada de la alta velocidad a Barcelona. El informe dice que desde el 2004, este transporte ha generado 146.388 empleos, entre construcción y explotación. También sub-

raya que, desde el 2008, el tren veloz ha evitado la emisión al aire de 273.000 toneladas de CO2. Además, al bajar el consumo energético en el corredor, se ha ahorrado hasta un 20% en el 2010.

0 Comentarios
cargando