al grano

Gemma Cánovas: «No se es mejor madre por dar el pecho en lugar del biberón»

Gemma Cánovas: «No se es mejor madre por dar  el pecho en lugar del biberón»

CRIS IZQUIERDO

Se lee en minutos

SONIA GARCÍA GARCÍA
BARCELONA

Gemma Cánovas Sau se ha especializado en la atención psicológica a mujeres. Hoy presenta su libro El oficio de ser madre, en el Espai Francesca Bonnemaison.

–¿En qué consiste este oficio?

–La maternidad tiene muchas similitudes con el trabajo artesanal. Es la construcción de la propia identidad del hijo, no solo en los cuidados maternales, sino en la generación de vínculos afectivos.

–¿La madre es insustituible?

–Sí, aunque no es imprescindible que sea la madre biológica. Trabajo con madres adoptantes. Ninguna mujer obtiene el título de madre.

–Pero sí que le piden un certificado de idoneidad.

–Sí, pero ser madre no viene de un día, es una labor a largo plazo.

–¿Se puede suplir al padre?

–A lo largo de los años, las mujeres han criado solas a sus hijos. Por otra parte, solo un cinco por ciento de los hombres crían solos a sus hijos, aunque cada vez se implican más en los cuidados y la educación.

–¿Por qué?

–No es lo mismo el deseo de ser madre que el deseo de ser padre, para el hombre es más prescindible.

–¿Influye la sociedad en ese deseo?

–Se trata de un conjunto de factores, la herencia genética, por ejemplo. Lo peligroso es que haya mujeres que crean que si no son madres son menos mujeres y que tengan hijos porque eso toca...

–Y por la presión social.

–Sí, la sociedad sigue siendo muy doctrinal con las mujeres y con las madres. Se les presiona para tener hijos a determinada edad o para que tengan determinado tipo de parto o para que den el pecho cuando quieren dar el biberón.

–¿Cómo tienen que actuar?

–Dejar de lado los imperativos, escuchar toda la información y pensar que no se es mejor madre por dar el pecho, sino por tomar en cuenta sus propios deseos.

–¿Esto afecta a los hijos?

–No. Lo importante es saber que un hijo no viene para reparar las frustraciones de nadie, no sustituirá a un marido ni mucho menos. Un hijo es una persona que debe tener su propia historia o biografía.

–¿Por qué escribió este libro?

–Mi deseo es hacer prevención, orientar a las familias para evitar el sufrimiento emocional de las madres y de las parejas. La crianza de los hijos es muy importante. Una sociedad que cuide a sus hijos, que serán los adultos del mañana, se está cuidando a sí misma.

Te puede interesar

PRESENTACIÓN DEL LIBRO 'EL OFICIO DE SER MADRE'. Espai Bonnemaison. Sant Pere més Baix, 7.

19.00