El secreto de Shyamalan

1
Se lee en minutos
ALBERT ESPINOSA

Hoy, para celebrar el artículo 25, qué mejor que explicaros un secreto. Me encantan los secretos. Sobre todo me gusta cuando alguien me dice que me va a contar uno, porque sé que está obligado a contarlo. Es lo bueno de los secretos, no te puedes retractar. Leí una vez que los mejores secretos son los que uno se guarda cuatro años. Es el tiempo ideal para que cojan cuerpo y no pasen de moda.

Pero vayamos al grano, porque parece que no quiera contarlo. Mi secreto tiene un año. Lo explicó M. Night Shyamalan, director deEl sexto sentido, cuando estuvo en Barcelona presentandoLa joven del agua.Textualmente dijo:"Os voy a contar el secreto de mi éxito, por qué hiceEl sexto sentido,no lo he contado nunca pero hoy me apetece. Os pido que solo lo contéis si estáis con un mínimo de 25 personas". Yo creo que cumplimos las condiciones. Y el secreto es... Os lo cuento después de la lista de lo mejor de la semana. Tres obras que antes de entrar ya te avisaban que podían herir tu sensibilidad. Secretos con forma de cartelitos.

En tercer lugar.El maletí o la importància de ser algú,de Mark Ravenhill en el TNC. Soberbia y magistral la interpretación de Biel Durán. Esa actuación me rasgó el intestino. En segundo lugar.Le mani forti. Trío de lujo en la Biblioteca de Catalunya. Estupendos y emocionantes Oriol Vilà y Mercè Martínez y cautivadora la dirección de Marc Martínez. Mi pulmón cogía aire poquito a poco para deleitarme de ese oxígeno. Primer lugar.Hostel 2. Esta película sí que hirió mi sensibilidad, pero disfruto mucho con la manera como el director Eli Roth me asusta. Me maravillóHostely me ha entusiasmadoHostel 2.Estoy deseoso de la tercera parte.

Noticias relacionadas

Y el secreto que contó Shyamalan fue: "Para hacerEl sexto sentidome vi todas las películas de directores que habían tenido un solo éxito y descubrí que todas tenían una cosa un común y esa fue la que coloqué enEl sexto sentido.Si queréis saber cuál es, vedlas y lo descubriréis".

Lo sé, un secreto no te puede obligar a pensar. Pero así fue como nos lo contó. Yo he visto esas películas y tengo mi teoría. Pero por ahora es un secreto. Os lo cuento en otro artículo. ¿Me guardas el secreto?