Ir a contenido

Focus rescinde el contrato de gestión que la unía al BTM

El ayuntamiento asume la programación del antiguo Palau d'Esports

NÚRIA MARTORELL / BARCELONA

La arriesgada aventura que Focus emprendió en el Barcelona Teatre Musical (BTM) y que contó con una inversión inicial de más de siete millones de euros ha llegado a su fin. La empresa teatral ha rescindido el contrato que le unía con Barcelona Serveis Municipals (BSM), responsable del antiguo Palau d'Esports, y que compartía con Iberautor y Stage Holding. El recinto se estrenó como escenario de musicales en el 2001 con Notre Dame de París y luego acogió dos ambiciosos títulos autóctonos: Gaudí y Los Tarantos. "Inexplicablemente, ninguno respondió a las expectativas marcadas", reconoció ayer el director de Focus, Daniel Martínez. Y remachó: "Era una muerte anunciada".

"No se desmontará nada de lo que se ha hecho la reforma fue espectacular, tanto en la fachada como en el interior y seguimos defendiendo que es un espacio útil para la ciudad", subrayó el responsable de una empresa que, fuera de este tropiezo, sigue en la pole position del panorama teatral. Este mes, Focus tiene 13 compañías en activo y más de 100 actores y 80 técnicos en nómina. "Y todas son producciones propias o coproducciones". El hecho de que ahora se deshaga de la gestión del BTM no implica, aclaró Martínez, que dejen de producir musicales. "Pero ahora no estaremos supeditados a este escenario".

BIEITO,INFATIGABLE

Por su parte, Ramon Ferreiro, portavoz de la empresa municipal BSM, afirmó que a partir de ahora ellos confeccionarán la programación. "Tenemos otras propuestas", aseguró, sin querer concretar aún ninguna, "y funcionará tal y como lo hacen nuestras otras instalaciones, el Palau Sant Jordi, el Fòrum, el Estadi Olímpic y el Velòdrom d'Horta. La idea es que el BTM acoja actuaciones que requieren un aforo superior a Razzmatazz e inferior al Sant Jordi".

Martínez constató que la presente temporada "está siendo la más fuerte y potente" en los 20 años de historia de Focus, con 156 producciones a sus espaldas. Y adelantó los nombres de algunas de las obras en las que ya trabaja el responsable del Teatre Romea y su fichaje más internacional, Calixto Bieito: "Luces de Bohemia, Los Persas y la vuelta de Galileo Galilei".

También recordó que la remodelación del Goya sigue su curso. Y que la expansión de Focus en Madrid se está quedando pequeña. "Inicialmente, la apuesta era logística: hacer llegar la creatividad catalana, con obras como La cabra y Plataforma, que han tenido una repercusión extraordinaria, así como nuestra manera de trabajar. La entrada ha sido paulatina. Y ya estamos buscando almacenes para controlar las infraestructuras e incluso un teatro. Nuestra primera producción con sede en Madrid la haremos este año". Por otro lado, y para acallar rumores, habló de la salud de Paco Morán, quien "abruptamente" abandonó las funciones de Matar al presidente: "Ha tenido lo mismo que Castro, una grave infección que le tuvo 22 días en coma, pero ya está dado de alta".