BARÇA-REAL MADRID (4-0)

El Barcelona castiga al Madrid en la Copa de la Reina tras el disgusto de la Champions

Las azulgranas no dan síntomas de debilidad, sino todo lo contrario, y vuelven a arrasar a las blancas en el sexto duelo del curso para clasificarse para la final de Copa del domingo ante el Sporting de Huelva.

Engen, una de las novedades de la alineación, corre a felicitar a sus compañeras.

Engen, una de las novedades de la alineación, corre a felicitar a sus compañeras. / J. Barroso / AFP7

3
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Ni un signo de debilidad. Ni una sombra de duda. Ni una pizca de melancolía. Ni rastro de decaimiento. El Barça apabulló al Real Madrid (4-0), como si nada hubiera pasado en Turín el sábado, en el sexto neoclásico (y sexta victoria azulgrana) de la temporada femenina. 

Con la fortaleza del grupo que digiere una derrota como si fuera un simple contratiempo y la ambición del equipo que se siente llamado a crear una época, las azulgranas reanudaron su racha de victorias y se plantaron en la final de la Copa del Reina de este domingo, donde las esperaban las componentes del Sporting de Huelva, que batieron el martes al Granadilla de Tenerife (1-0) en el mismo escenario de Alcorcón. 

Aitana Bonmatí regatea a Rocío en la jugada del 2-0.

/ J. Barroso / AFP7

Dos postes de inicio

Muy largo se le hizo el partido al Madrid, que pudo preparar el duelo a conciencia pero cuyos planes saltaron por los aires con el ímpetu del Barça desde el pitido inicial. Algo que tampoco podía sorprender a Alberto Toril, el técnico de las blancas. En tromba salió el tricampeón, dispuesto a ocultar las heridas que le dejó el Olympique de Lyon, aunque solo fuera para disimular. Cuatro remates se contaron en los primeros 13 minutos, entre ellos dos a los postes (Alexia y Oshoala), antes de que Lieke Martens acertara en una de las siguientes ocasiones que se continuaron creando.

Ni respirar dejó el Barça al Madrid, encerrado en su propio campo hasta que Athenea puedo ver el color del equipaje de Sandra Paños, protegida por la defensa titular de siempre. Engen ocupó el puesto de Patri en el mediocentro, mientras que Martens y Oshoala cubrieron las bajas de las lesionadas Graham Hansen y Hermoso. Anotaron las dos.

Oshoala regatea a Misa en la jugada del 4-0.

/ Rodrigo Jiménez / Efe

Sin especular

La alta intensidad del juego azulgrana no invitaba a presagiar una posible reacción madridista. Tampoco tiene el equipo de Jonatan Giráldez un tic especulador con el resultado; de ser así, no habría coleccionado tantas goleadas. El mínimo resultado dejaba en el aire un margen para la sorpresa o el accidente, con lo que el propósito de enmienda del Madrid chocó con el inalterado espíritu barcelonista, que solo perdió algo de compás a la hora de partido, ya con el 3-0 y con los tres cambios introducidos de golpe por Giráldez para preservar jugadoras de cara al domingo.

Aitana remató a los 15 segundos de la reanudación y a los dos minutos amplió la ventaja con astucia: rodeada de rivales, las burló a tocadas cambiándose el balón de pie. Rodeada de rivales, y sin embargo, sola, Mariona Caldentey cabeceó un córner delante de Misa, la meta del Madrid, y una vez más la mejor de su equipo ante el Barça ante el trabajo que se le amontonó.

Martens se abalanza sobre Alexia para agradecerle la asistencia del 1-0.

/ Rodrigo Jiménez / Efe

Ficha técnica

Barcelona: Paños; Torrejón, Paredes (Pereira, m. 73), Mapi, Rolfö; Aitana, Engen, Alexia (Leila, m. 59); Mariona (Pina, m. 59), Oshoala (Ona, m. 77), Martens (Crnogorcevic, m. 59).

Noticias relacionadas

Real Madrid: Misa; Lucía, Peter, Rocío, Svava (Robles, m. 77); Teresa (Kaci, m. 67), Zornoza; Athenea, Oroz (Partido, m. 77), Carmona (Möller, m. 67), Esther (Nahikari, m. 46).

Goles: 1-0 (m. 18), Martens; 2-0 (m. 47), Aitana; 3-0 (m. 52), Mariona; 4-0 (m. 74), Oshoala.