"VOLVEREMOS", DICE LAPORTA

Alexia revela "demasiados errores y la falta de ritmo competitivo" tras perder la Champions

Alexia, triste, tras recoger la medalla de subcampeona de Europa en Turín.

Alexia, triste, tras recoger la medalla de subcampeona de Europa en Turín. / Javi Ferrandiz

3
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Lloraba Alexia. Lloraba desconsoladamente después de haberse quedado tirada sobre el césped del estadio de la Juventus intentando buscar una explicación futbolística al mismo problema que vivieron hace dos años. Entonces, en el 2019, ocurrió en Budapest. Ayer, en el 2022, sucedió en Turín.

"Es complicado analizar el partido en caliente", admitió la actual Balón de Oro, todavía atrapada, cómo todas sus compañeras, por esa extraña sensación de impotencia que inutilizó al Barça. Lloraba Alexia, mientras Aitana Bonmatí, nada más recoger la medalla de subcampeona, miraba orgullosa hacia la cámara de televisión, justo cuando el presidente Joan Laporta anunciaba que "volverían". 

Pero mientras llega ese momento, se extendió la autocrítica porque el equipo, sobre todo en la media hora inicial (encajó tres goles en 33 minutos), se desplomó con estrépito. "En la primera parte nos ha costado mucho", reconoció Alexia, en un duro ejercicio de autocrítica. "Hemos tenido errores que no solemos tener. Demasiados errores en el pase, demasiadas pérdidas...", dijo la jugadora azulgrana.

"Esto debe servir para mejorar porque el año que viene queremos volver, no ha sido nuestro mejor partido. Las claves han estado en nosotras", añadió Sandra Paños, la guardameta, uniéndose a esa larga serie de fallos denunciados por Alexia.

Jonatan discrepa

"El primer gol es un golazo, El segundo lo teníamos trabajado", dijo la futbolista de Mollet recordando que ese ataque por la banda izquierda del Olympique no fue solucionado como debía ni en el origen ni tampoco en el cabezazo final de Ada Hegerberg, que sobrevoló el área pequeña de Paños, mientras Mapi León e Irene Paredes, las centrales azulgranas, no podían desarticular esa acción francesa.

Alexia, abatida tras la derrota en la final de Turín ante el Olympique de Lyon.

/ Javi Ferrandiz

"El tercero es un gol que no nos pueden marcar en una final de Champions", dijo dolida Alexia, quien sí halló un argumento para tener una justificación a esos 33 minutos donde el Barça se desplomó con estrépito en Turín.

"La valoración es que por mucho que entrenemos necesitamos este ritmo competitivo. Y este ritmo no lo tenemos en nuestra Liga"

Alexia Putellas, jugadora del Barça

Noticias relacionadas

"La valoración es que por mucho que entrenemos necesitamos este ritmo competitivo. Y este ritmo no lo tenemos en nuestra Liga", argumentó Alexia. "Es cuestión de tiempo, de ir apretando entre todos, mejorando todas las infraestructuras para tener ese ritmo. Se debe cambiar algo", afirmó la futbolista, refiriéndose al bajo nivel «doméstico» como una de las causas de la caída. "Ellas son más fuertes, se anticipan", subrayó en una corriente de la que discrepó Jonatan Giráldez, su entrenador. «Si el rival es más fuerte que tú debes jugar más rápido para evitar esas situaciones de duelo», precisó el técnico azulgrana.

"Sin excusas"

El Barça no gobernó el partido con su estilo. Dominó en esa furiosa media hora el Olympique, con un ejercicio de eficacia impresionante:tres primeros disparos a puerta, tres goles. Era como si se viviera el desastre de Budapest-2019 donde las azulgranas recibieron un cruel 4-0 en 30 minutos. "No hay excusas. Son experiencias que tienes que coger, esto es deporte», dijo Jonatan. «Es una realidad, tenemos que seguir hacia adelante", apuntó Alexia. "Me ha dolido en el corazón verlas tan tristes", confesó Laporta. "Pero volveremos", añadió el presidente, mientras el equipo retorna a casa atormentadas porque Turín fue Budapest.