INFORME DEL FORENSIC

Laporta denuncia "presuntos delitos económicos" en la gestión de Bartomeu

El presidente del Barça describe "un cuadro de operaciones de pagos sin causa, pagos con causa falsa y pagos desproporcionados"

Joan Laporta denuncia presuntos delitos económicos en la gestión de Bartomeu. En la foto, Laporta junto al vicepresidente económico, Eduard Romeu, y al abogado Jaume Campaner, durante la presentación de la auditoría ’forensic’ para valorar la gestión de la junta del expresidente Bartomeu. / JORDI COTRINA / VÍDEO: EFE

4
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Joan Laporta, el presidente del Barcelona, ha asegurado que el Forensic, realizado por la agencia Kroll, ha determinado la existencia de "unos presuntos delitos económicos" en la gestión de la junta de Josep Maria Bartomeu que han sido denunciados ante la Fiscalía Provincial de Barcelona.

"Se han presentado pagos sin causa, otros pagos con causa falsa, otros pagos han sido desproporcionados y una conducta desleal hacia la administración del club", ha indicado el dirigente, acompañado por Eduard Romeu, vicepresidente económico del club, y Jaume Campaner, el abogado que ha tutelado toda la investigación. 

"Nosotros no somos policías ni jueces. Es la Fiscalía la que debe determinar si hay conductas delictivas en estos hechos"

Laporta, presidente del Barça

Laporta expone el Forensic ante Eduard Romeu, vicepresidente económico del Barça.

/ Jordi Cotrina

"Nosotros no somos policías ni jueces. Es la Fiscalía la que debe determinar si hay conductas delictivas en estos hechos", ha recalcado Laporta, quien ha explicado que apostó por renunciar a emprender una acción de responsabilidad social, como la que efectuó Sandro Rosell en el 2010 cuando le sucedió a él al acabar su primer mandato. "Yo y algunos compañeros de mi junta lo hemos sufrido y hemos pensado que lo mejor es que lo investigue la Fiscalía", argumentaba el actual presidente, añadiendo, además, que no querian destinar "recursos propios de la entidad" a un proceso judicial largo y sin garantías de que prosperase en beneficio de ella.

"¿Por qué lo hemos hecho? Porque entendemos que los socios y socias tienen derecho a conocer las actuaciones que llevaron al club a una situación de ruina y porque no queremos ser cómplices de una situación tan delicada económica y patrimonialmente", ha argumentado Laporta, quien no ha citado en ningún momento de su comparecencia ante la prensa, efectuada en el Auditori 1899 del Camp Nou, a Josep Maria Bartomeu. Ni a ninguno de los posibles responsables "de los presuntos delitos" cometidos.

Lo son, de principio, los firmantes de los contratos en nombre del club y quienes deberían testificar en el supuesto de que los diferentes hechos puedan ser objeto de investigación y posterior juicio: el presidente Bartomeu, quien fuera el director financiero (Pancho Schröder) y el antiguo director general, Òscar Grau.

Conductas "groseras y esperpénticas"

Campaner aclaró en su exposición que se han trasladado a la fiscalía "una serie de conductas gravísimas, groseras, esperpénticas y que no se sostienen desde un punto de vista jurídico ni económico y que ofenden ante los datos y las pruebas objetivas". El abogado rubricaba que la denuncia legal está apoyada, "no se presenta una narrativa desnuda".

¿Por qué lo hemos hecho? Porque entendemos que los socios y socias tienen derecho a conocer las actuaciones que llevaron al club a una situación de ruina y porque no queremos ser cómplices de una situación tan delicada económica y patrimonialmente"

Laporta, presidente del Barça

Observador que no aporta informes

"Se han detectado comisiones de hasta el 33% a agentes cuando, en realidad, son del 5%", apuntaba Campané, que descubrió la existencia de "empresas creadas expresamente para ser facturadas al Barcelona", ha alegado el letrado, algunas con posterioridad a la actividad por las que debían intervenir. Informó, además, de "un contrato con un intermediario extranjero multimillonario" en alusión a André Cury, a quien tampoco citó por su nombre. Fue contratado como "´tecnico observador". "Pero en los archivos del club no aparece ningún informe durante este periodo", desveló Laporta de Cury.

El club, en su comunicado oficial, ha subrayado que se trata de “graves ofensas a la lealtad en la gestión que se exige a los administradores de un patrimonio social, sin descartar que constituyen en sí mismas un indicio sólido de enriquecimiento injusto que la investigación deberá desvelar”.

Por eso, el Barcelona ha acudido a la Fiscalía recordando que "cuando la administración de un patrimonio social presenta notas de gestión de tan evidentes, el sistema penal de justicia está llamado a investigar y aclarar eventuales distracciones, abusos y enriquecimientos ilícitos”.

Un perjuicio de más de 30 millones de euros

Noticias relacionadas

En ese sentido, Laporta ha sido claro. "No voy a señalar a nadie, pero quien firmaba todo esto es quien tenía poderes para hacerlo. Algunas operaciones están en un proceso penal como el Barçagate, con el tema de I3 Ventures. Ahora la Fiscalía determinará si han tenido una conducta delictiva o no".

Y ha dicho Laporta que no busca una revancha personal. "Yo no deseo el mal a nadie, solo defender los derechos del club", ha indicado el presidente, mientras la responsable de la Agencia Kroll ha estimado que el perjuicio económico podría ser de más de 30 millones de euros. "Estamos hablando de decenas de millones. No, no he hablado con él. Pero estoy abierto a hacerlo si él quiere", ha precisado luego el dirigente, negando que haya mantenido diálogo alguno con Bartomeu.