Las reacciones

Xavi: "El entorno tampoco ayuda, la camiseta del Barça pesa 20 kilos más que en otro equipo"

  • Jordi Alba se quejó de las críticas recibidas. "Estoy a tiro de todo el mundo", aseguró el defensa azulgrana.

Xavi Hernández, en el banquillo.

Xavi Hernández, en el banquillo. / VALENTI ENRICH

2
Se lee en minutos

Xavi Hernández, técnico azulgrana, acabó el partido feliz por el resultado pero no así por el juego desarrollado por el Barça, aunque festejó conseguir una victoria que provocó una alegría tremenda en un vestuario falto de resultados y que no tiene en estos momentos la moral por las nubes. Por esta razón salió en defensa de algunos de sus jugadores que han sido criticados últimamente como han sido los casos de Jordi Alba, del que dijo que había efectuado un gran partido, de Sergio Busquets y de Gerard Piqué, futbolistas que en su opinión cargan con el equipo a la espalda.

"Esta vez nos ha salido la cara después de llevar muchas cruces", se alegró el entrenador, pero "hay que jugar con más calma y hacer circular mejor el balón tal como hicimos en algunas fases del encuentro de San Mamés". Se alegró por Frenkie de Jong, el autor del gol, y porque algunos de sus jugadores estuvieran entonados y nunca se rindieran en un campo helado donde era muy difícil jugar a fútbol para conseguir la victoria. "A veces el entorno tampoco ayuda. Hay que recuperar al equipo anímicamente. Esta victoria se ha celebrado en el vestuario de forma tremenda. Jordi Alba, criticado, ha hecho un buen partido al igual que Busquets o Piqué. Aquí la camiseta pesa 20 kilos más que en otro equipo. Pero hay vida y el sol ha salido aunque estuviéramos a menos un grado".

La frontera de la Champions

Noticias relacionadas

"Estamos a un punto de la frontera de la Champions y estamos ahí en la lucha. Ahora nos vendrá bien este descanso para recuperar gente y trabajar nuestro modelo de fútbol. Estos días nos vendrán de lujo", se alegró el técnico azulgrana.

Las declaraciones de Xavi, junto a las de De Jong y las de Jordi Alba escenificaron que técnico y jugadores están molestos por las críticas que han recibido estos últimos días, sobre todo después de perder la Supercopa de España y quedar fuera de la Copa del Rey. "Me siento señalado muchos años, no es la primera vez que me pasa, acepto todas las críticas, están ahí. Lo tengo asumido de siempre. Estoy a tiro de todo el mundo. No me preocupa, nadie regala jugar 10 años en el Barça", se quejó Alba. Y en este mismo sentido, De Jong, autor del gol de la victoria, también quiso reivindicarse. "Puedo mejorar mucho, pero tampoco soy un desastre. Me dio un poco de pena cuando se dijo que estábamos orgullosos tras perder ante el Madrid. Somos el Barça", aseguró.