UNA AFICIÓN DESHINCHADA

"No voy al Camp Nou porque este equipo no me transmite nada"

  • Habituales de coliseo azulgrana explican por qué no asisten. "Se me han quitado las ganas de ir", dice Marc, que tenía entrada para el Granada

El mural del Barça en el Camp Nou con Busquets, Piqué, Ansu Fati, Pedri, De Jong y Ter Stegen.

El mural del Barça en el Camp Nou con Busquets, Piqué, Ansu Fati, Pedri, De Jong y Ter Stegen. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Xavi hacía 15 años que alquilaba el carnet a un abonado para poder ir al Camp Nou. Este verano le llamó para decirle que esta temporada ya no lo haría. «Ya no me lo pasaba como antes. La pandemia enfría y el equipo no ha ayudado a continuar». La decisión de Xavi fue antes de que se conociera la del Barça de no renovar a Leo Messi. «Hay un desanimo generalizado. Antes la gente siempre respondía pero supongo que este año y medio sin ir al campo y los batacazos han contribuido», reflexiona, explicando que conoce a muchos abonados que no retiraron entrada contra el Bayern.

«Hay un desánimo generalizado. La pandemia enfría y el equipo no ha ayudado. Ya no me lo pasaba como antes»

XAVI (Deja el abono tras 15 años)

Aureli intentó sacar tíquets para el estreno de Champions para su padre ni su madre pero no pudo conseguirlo porque no había manera de dar con el pin necesario para la reserva online. Al final desistió. Él es abonado desde hace años y, pese a no haber pedido excedencia, no ha ido a ningún partido este año ni tiene previsto ir en breve. «No tengo intención por como está el equipo. Da pena, no le veo consistencia y no creo que ni Dembélé ni Ansu lo arreglen. Ni con Messi ni sin Leo, no voy porque este equipo no transmite nada. Encefalograma plano».

Álex y su hermano se turnan un carnet para ir al fútbol con su padre. No pudo ir ni contra el Getafe ni contra la Real Sociedad y debutó ante el Bayern. «Es curioso que no hubiera ni sorteo siendo el mejor partido del grupo. Igual es que mucha gente se temía otra paliza, pero yo era optimista y confiaba en puntuar con un poco de suerte».

Noticias relacionadas

Optimismo a la baja

El optimismo cotiza a la baja entre los que solían ser habituales del coliseo barcelonista. Marc no pudo sacar entradas para los dos primeros encuentros y decidió pasar del del Bayern, temiéndose un bochorno. Había hecho la solicitud para el partido de esta noche ante el Granada pero después del chaparrón bávaro se lo está pensando. «La verdad es que se me han quitado las ganas de ir al Camp Nou. No tengo motivos que me impulsen a ir. Y, como yo, muchos amigos que solían ir al estadio». 

Temas

Barça