EN BUSCA DEL PRIMER TÍTULO

Koeman recupera a toda la defensa para la final de Copa

  • Piqué acelera para reaparecer el sábado ante el Athletic en La Cartuja sevillana

  • El defensa, que ha sufrido dos graves lesiones en la rodilla derecha, solo ha jugado cinco partidos desde el pasado mes de noviembre

  • El técnico medita ahora si regresa a la línea de cuatro defensas o mantiene la apuesta por los tres centrales

Pjanic, Sergi Roberto, Piqué y Umtiti, en un entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

Pjanic, Sergi Roberto, Piqué y Umtiti, en un entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / FCBARCELONA

Se lee en minutos

Volvió Sergi Roberto en la segunda parte de la derrota en el clásico, la penúltima pieza que aguardaba Koeman para completar su estructura defensiva. Ahora, el técnico espera recuperar a Piqué para la final de Copa el próximo sábado en el estadio de La Cartuja sevillano ante el Athletic. "La Copa es el camino más corto para ganar un título", ha venido diciendo el entrenador azulgrana desde hace varios meses.

Está obligado el técnico a recuperar la autoestima perdida del equipo tras la caída en el clásico

De momento, Koeman tiene prácticamente a la defensa al completo. Los ocho especialistas estaban, por ejemplo, esta mañana sobre el césped de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, obligado el técnico a recuperar la autoestima perdida en Valdebebas cuando el Barça encajaba la primera derrota del 2021 en la Liga.

El retorno de los capitanes

Pero mantiene abiertas todas sus opciones de pelear por el campeonato. Es tercero, a dos puntos del Atlético, que mantiene el liderato, a pesar de que se ha ido desintegrando la amplia ventaja que poseía. El Madrid se encuentra ubicado en el segundo lugar y a tan solo un punto del conjunto del Cholo Simeone.

Ahora, el objetivo de Koeman es recuperar a dos de sus capitanes. Ya tiene a Sergi Roberto y le falta Piqué, uno de los líderes del vestuario, una pieza capital en la estructura del Barça. Apenas lo ha tenido el técnico durante toda la temporada debido a los dos graves lesiones que ha padecido en la rodilla derecha. Caía el pasado 21 de noviembre en el Metropolitano ante el Atlético (1-0 perdían los azulgranas).

El Barça, a la vuelta del parón, ha perdido frescura ofensiva con tan solo dos goles en 180 minutos: Dembélé y Mingueza

Desde entonces, y tras evitar el paso por el quirófano, Piqué estuvo dos meses y medio de baja, forzando su regreso ante el París SG (1-4 en la ida) el pasado 16 de febrero. Encadenó tres encuentros de Liga (Cádiz, el único en el que completó los 90 minutos, Elche, Sevilla) y uno de la Copa: la vuelta de la semifinal en el Camp Nou donde marcó el gol que llevó al Barça a la prórroga ante el equipo de Julen Lopetegui. Y jugó, a pesar de estar ya lesionado, los 120 agónicos minutos.

Messi y Pedri preparan la final de Copa ante el Athletic en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

/ FCBARCELONA

Noticias relacionadas

O sea, Piqué, que ya estuvo convocado en el clásico, solo ha jugado cinco partidos en los cinco últimos meses. Con su retorno, y después de las dificultades que ha tenido el Barça tras el parón con el sistema de los tres centrales (1-0 y en el último suspiro con el Valladolid y derrota con el Madrid), Koeman debate si retorna al 4-3-3. O mantiene, en cambio, el 3-5-2 que le ha dado vuelo al equipo en este 2021.

Pero también ha perdido el Barcelona frescura ofensiva porque en los últimos 180 minutos solo ha marcado dos goles: Dembélé y Mingueza. Tiene toda la semana el técnico para reconstruir la dañada confianza que ha generado el clásico en su equipo.