DE RÉCORD EN RÉCORD

Messi, 768 partidos, 663 goles, Pichichi...

  • Superó a Xavi como el jugador con más partidos en la historia del club azulgrana

  • Lleva 23 tantos en la Liga, por delante en el Pichichi de Suárez, con 19, y Benzema, con 17

  • El rostro sombrío y taciturno del Messi que envió el burofax da paso al Messi sonriente y feliz

Messi festeja uno de sus dos goles en Anoeta a la Real Sociedad.

Messi festeja uno de sus dos goles en Anoeta a la Real Sociedad. / Europa Press

1
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Estuvo decisivo en la primera parte. No anotó ningún gol, pero tuvo tal capacidad de influir en el partido Messi que desarboló a la Real. Aunque lo mejor estaba por llegar en la segunda mitad cuando el capitán azulgrana quiso unirse al festival ofensivo del Barça de Koeman. La noche en que, con 768 partidos, superó a Xavi quedándose solo en la cima, inalcanzable para cualquier jugador terrenal.

No hubo un Messi antes. Cuesta imaginar que pueda existir otro Messi después de Leo. Mientras va decidiendo su futuro resulta obvio que ha cambiado, y mucho, su espíritu. Viéndolo jugar ¡qué lejos queda aquel gesto sombrío, apagado, como si llevara el burofax dibujado en su rostro! se siente feliz y excelentemente acompañado, tanto en la pizarra -Koeman le ha encontrado el sitio ideal- como en el campo, rodeado por compañeros que le dan alegría.

De Alba a Busquets

Noticias relacionadas

Cuando no es Jordi Alba aparece Busquets. Y si no la juvenil compañía de Pedri que le ha inyectado un elixir de la juventud a Leo. El Barça de Messi está siendo el Barça con Messi. Al inicio alimentó a los demás y luego, ya con el partido resuelto, Leo alimentó su cuenta goleadora. Firmó dos tantos. Cada uno de ellos llevaba consignas. En el primero, con el pase de Busi, actuó como un delantero centro moderno que ataca el espacio a la espalda de la defensa. Yen el segundo rescató la conexión de toda la vida con su compinche Jordi Alba.

Son ya 768 partidos, una bestialidad, y 663 goles, con los dos tantos de Anoeta. Pichichi es el argentino con 23, Suárez lleva 19, Benzema, 17. Volvió a casa sin tener siquiera que forzar la tarjeta -tiene cuatro y podría perderse el derbi de Valdebebas-, pero no le hacía falta. Leo se lo pasa bomba.