ENCUENTRO CON EL EXPRESIDENTE

Laporta y las elecciones del Barça: "Se pueden poner más mesas, más sedes, más días..."

«Que pongan más mesas, más sedes, más días...». Joan Laporta recibe a EL PERIÓDICO el día antes de que se conozca si se aplazan las elecciones del Barça. La suerte parece echada, pero el expresidente sostiene de forma enérgica que el club no se puede permitir estar más meses sin una directiva estable. 

Se lee en minutos

Albert Guasch / Joan Domènech

En su despacho de la Diagonal, Joan Laporta posa con un libro de imágenes del Barça para el fotógrafo y al abrirlo cae casualmente en la icónica imagen de Johan Cruyff ganándose el apodo del holandés volador. «¡Guaita!», exclama. Hasta en la casualidad se aparece Cruyff en el expresidente azulgrana. Una camiseta firmada de la selección holandesa con el 14 se enmarca en la pared de su oficina. «Qué pierna tan fornida que tenía», dice sonriendo ante la foto.

Es un momento de relajación en unas horas que podrían ser de tensión por la incertidumbre electoral. La percepción es que las elecciones a la presidencia del Barça sufrirán un aplazamiento y Laporta no está contento con ello. Lleva días proclamando que el club no se puede permitir más tiempo en lo que él llama «posición de desgobierno». Apremia a Carles Tusquets, presidente de la comisión gestora, a que cumpla con sus estrictas funciones de poner las urnas, pero ahora mismo todo apunta a que su postura tiene las de perder. 

«Con el censo que hay, las elecciones se pueden organizar perfectamente. Se deben poner todas las garantías de seguridad y sanitarias que hagan falta, vaya eso por delante. Lo defiendo porque es lo que interesa al Barça. Esta en una situación de desgobierno desde noviembre y de deterioro económico desde hace mucho y el Barça necesita urgentemente un presidente y una junta que tomen decisiones para revertir esta situación», expone.

Lista sus propuestas. «Se pueden poner más mesas de votación, habilitar más días, más sedes… Hay muchas soluciones. Insisto: estamos hablando de un censo de votantes de entre 40.000 a 50.000 socios. Solo es una cuestión de voluntad», recalca en la conversación con EL PERIÓDICO.

En minoría

Es la tesis que defenderá en la reunión de esta tarde con la gestora y los otros dos candidatos que han pasado la criba de las firmas. Estará en minoría. Se le pregunta al candidato Laporta si su punto de vista no viene marcado por el hecho de que ahora es el gran favorito. «Es lo justo porque respeta el procedimiento democrático del club y porque pongo por delante preservar la salud de los socios que quieren ir a votar. Ante todo, defiendo los intereses del Barça. No es por mi candidatura. Si el Barça estuviera en una situación de máxima normalidad, pues mira. Pero el Barça está sometido a una deuda astronómica, unos gastos insostenibles, y existen unas oportunidades de mercado que urge aprovechar».

Te puede interesar

No está por la labor de formar un grupo con Víctor Font y Toni Freixa para adoptar de forma consensuada determinadas decisiones, como pretende Tusquets con la complicidad los otros dos aspirantes. Realizar algún fichaje antes del cierre de la ventana de invierno, por ejemplo el de Eric Garcia. «No tenemos los candidatos facultades para conceder atribuciones a la gestora para este tipo de actuaciones, ni nosotros podemos arrogarnos este derecho. No tenemos más facultades que cualquier otro socio del Barça», dice un Laporta crítico con que la gestora aborde fichajes como se ha hecho en el pasado. 

Tiene ganas de proyectar, dice, sus ganas y su optimismo al club. Pero ahora mismo la pandemia es un muro para todo, incluido el Barça. Y nadie está contento.