ALAVÉS-BARÇA (SÁBADO 31, 21.00 H)

Koeman rejuvenece con Fati y Pedri

El entrenador califica de anormal que un equipo del nivel del Barça tenga dos jugadores con 17 años

"Tienen los pies en el suelo y, si no, se los pondremos nosotros", dice el técnico,

Pedri y Ansu Fati, en el clásico.

Pedri y Ansu Fati, en el clásico. / Joan Monfort / AP

2
Se lee en minutos
Joan Domènech

Ronald Koeman se siente rejuvenecer. Dirige por fin al Barça, como deseaba desde que daba sus primeros pasos como entrenador, pero dirige un Barça de juveniles, con dos chicos de 17 años (Ansu Fati y Pedri Gonzalez), uno de 19 (Sergiño Dest),  uno de 20 (Francisco Trincao) y otro de 21 (Ronald Araujo).  Con ellos, excepto Araujo, lesionado, jugará el Barça en Vitoria, ante el Alavés (21 horas).

Del glamour de la Champions a la realidad de Mendizorroza. Del liderato europeo al decimosegundo puesto en la Liga. Al Barça le urge espabilar para no alejarse demasiado de la cabeza. De la Juve al Alavés, con la necesidad de mantener alta la motivación de la plantilla. Con charlas o con decisiones. Koeman insinuó cambios en la alineación de Turín, no tanto por el desgaste físico, sino porque tiene, dijo, una plantilla "con más de once titulares". No le preocupa el cansancio sino que el equipo mantenga "un alto ritmo de balón".

Llamar a la puerta

Se lleva a Vitoria a 21 futbolistas, no 23 como podría. Riqui Puig se quedará en casa para hacer un entrenamiento en Sant Joan Despí que le mantenga preparado para cuando reciba una oportunidad. "El equipo está bastante claro, pero en el fútbol hay muchos cambios, y lo que hoy es blanco, mañana es negro", dijo, emplazándole a él, a los suplentes y a los jóvenes del filial "a demostrar que estás llamando a la puerta". 

Otros ya han derribado esa puerta. Fati y Pedri. Igual que hacía Johan Cruyff (y hacen muchos entrenadores), Koeman lanzó un mensaje para que a ninguno de los dos  se les suban los humos. Les regaló elogios, pero también les señaló algún defecto. Igual los sienta en el banquillo. Fati fue suplente en Turín tras ser el mejor ante el Madrid. 

La anormalidad del Barça

"Tienen los pies en el suelo y, si no, se los pondremos nosotros", afirmó Koeman, aludiendo a Fati y a Pedri, que cumplirá los 18 años el 25 de noviembre. Como aprendió de Johan Cruyff, mandó una alerta para que a nadie se le suban los humos.

Es la faceta de educador propias, asimismo, de un entrenador. Entre los parabienes que dedicó a Fati y Pedri, los personajes de la semana, insertó las carencias propias de la juventud porque un futbolista, a su edad, "no está hecho", ni mucho menos: "Tienen altibajos".

Aprender de Pedri

Noticias relacionadas

De Fati dijo que "a veces sus pérdidas de balón se deben por la falta de concentración, no por su calidad" y le emplazó a "aprender" de Pedri en esta faceta. Los dos poseen valores que entusiasman al técnico: "Son muy buena gente, son muy humildes y quieren mejorar".

Koeman también debutó con 17 años en el Groningen. Al técnico le parece increíble, por lo anormal que es, que un equipo del nivel del Barça tenga a ¡dos! titulares de esa edad. "Es un mérito enorme", proclama, sin arrogarse el éxito. A los 57, les aconseja que "disfruten del momento", pero que no pierdan la humildad ni la constancia en trabajar para mejorar cada día. "Una carrera es muy larga", apuntaba Koeman.