25 nov 2020

Ir a contenido

EL ANÁLISIS

Las claves tácticas del Barça-Madrid: La asombrosa puntería de Ansu Fati

El joven delantero ha marcado tres de los ocho goles del Barça en la Liga con apenas cuatro remates a puerta

El equipo de Zidane solo ha conseguido seis tantos en las cinco primeras jornadas y tres fueron al Betis

Marcos López

Ansu Fati logra el segundo gol del Barça al Ferencváros en la primera jornada de la Champions League.

Ansu Fati logra el segundo gol del Barça al Ferencváros en la primera jornada de la Champions League. / EFE / ALBERTO ESTÉVEZ

1.- El feliz dueño de la banda izquierda

Ocho goles lleva el Barça en la Liga. Y tres tienen la firma de Ansu Fati, el prodigio de La Masia que se ha instalado en la titularidad como si fuera lo más normal del mundo. Nadie discute que ese joven sea el dueño de la banda izquierda del ataque azulgrana, aquella que ocupó Neymar antes de fugarse a París. El mismo lugar donde primero Coutinho, luego Dembélé y, finalmente, Griezmann no han conseguido consolidarse. Ansu Fati, sí.

Pero lo novedoso es que no chuta demasiado. Seis tiros, tres goles. Y lo realmente asombroso es que enfoca tan bien que solo necesitó cuatro remates a puerta para batir a Villarreal (dos goles) y Celta. Ansu gana, por ahora, a Benzema: 7 tiros a puerta, 1 gol. Si continúa el joven azulgrana con esta línea de acierto, el Barça puede estar tranquilo.

Aunque Ansu se mide a Courtois, el portero más en forma de la Liga, a pesar de que haya recibido cuatro goles en los dos últimos encuentros: uno del Cádiz y tres del Shakthar. Pero el meta belga ha dejado en el camino cinco paradas decisivas. Paradas que han dado puntos al Madrid en este inicio de campeonato.

2.- La falta de gol madridista

Seis goles en cinco jornadas de Liga es un pobre balance para el Madrid. Zidane no encuentra los recursos en ataque que necesita para activar su equipo. El 50% de esos tantos fueron en un solo partido: el triunfo en Sevilla sobre el Betis (2-3). Luego, el conjunto blanco se ha atascado ante la portería rival. Suerte ha tenido de que Vinicius, habitualmente enemistado con el gol, ha tenido un índice de precisión similar al de Ansu: tres disparos a puerta, dos goles.

El joven brasileño, que ha sido criticado por su poca puntería, se ha convertido, curiosamente, en el más fiable para Zidane. Al menos, hasta ahora. Dos de esos seis goles blancos, todos marcados dentro del área, han llegado en acciones a balón parado: el penalti de Ramos en el Benito Villamarín y el córner que Vinicius remató con un gran derechazo ante la pasividad de la defensa del Levante en el estadio de la Cerámica de Vila-real.

El Madrid no solo añora los goles de Ronaldo sino que también generar muchas oportunidades. Solo tres tantos en los 270 minutos de Liga delatan el pobre balance ofensivo del equipo de Zidane, castigado porque ni Benzema ni Jovic son resolutivos. Y está pagando esa ineficacia porque ni el nueve titular ni tampoco el nueve suplente le dan los goles que requiere ese decisivo puesto.

3.- El Barça solo encaja a balón parado

No está Ter Stegen guardando la portería del Barça porque aún se está recuperando de su operación en la rodilla derecha. Neto vigila, entretanto, la casa del meta alemán. Ha encadenado su racha más larga desde que llegó al Camp Nou hace casi año y medio en aquel intercambio, más financiero que deportivo, con Cillessen. Lleva cinco partidos consecutivos de titular:cuatro de Liga, en los que ha solo encajado dos goles, y uno de Champions, en el que recibió otro tanto.

Los tres tantos encajados por Neto nacen en acciones a balón parado. El córner, mal defendido por el Barça, que provocó el gol de Luuk de Jong (Sevilla) y dos penaltis:Mata (Getafe), también se originó tras un saque de esquina, y Karathin (Ferencvaros).