28 sep 2020

Ir a contenido

JAQUE AL PRESIDENTE DEL BARÇA

La moción de censura contra Bartomeu logra 20.687 firmas

Los impulsores de la iniciativa consiguen 4.000 rúbricas más de las que necesitaban, más del doble de las que obtuvo Oriol Giralt

"Si yo tuviera a 20.000 en contra, dimitiría. Pero dudo que lo haga", dice Marc Duch, uno de los líderes del proyecto para derrocar al dirigente

Roger Pascual

Los impulsores de la moción de censura entregan las firmas en las oficinas del club.

Los impulsores de la moción de censura entregan las firmas en las oficinas del club. / JORDI COTRINA

En plena pandemia y sin poder recoger firmas en día de partido, los críticos con Josep Maria Bartomeu han superado holgadamente los 16.521 apoyos necesarios para poner en marcha la moción de censura. Los impulsores de esta iniciativa han acudido exultantes al Camp Nou con 20.687 firmas, un cifra récord, 4.000 más de las que necesitaban y el doble de las obtenidas por Oriol Giralt en el 2008.

"Si yo tuviera a 20.000 socios del Barça en contra, dimitiría. Pero dudo que lo haga", ha declarado Marc Duch, portavoz de Més que una moció, en la puerta de la oficina de atención al socio en el Camp Nou tras completar una recogida de firmas espectacular, rompiendo todos los registros, creando otro foco de tensión en la directiva de Bartomeu, que vive su peor año como presidente en el Camp Nou. 

Hasta ahora solo había habido tres intentos de deponer a un presidente azulgrana: el de Joan Laporta y el Elefant Blau contra Josep Lluís Núñez en 1998; el de Oriol Giralt contra Laporta en 2008; y el de Agustí Benedito contra Bartomeu en el 2017. Las dos primeras mociones sí que pasaron la criba, aunque sin poder provocar en las urnas la caída del presidente (que requiere un 66,6% de votos contrarios a su gestión). La última, pese a ser la que más rúbricas había obtenido hasta ahora (12.504), no logró reunir el respaldo necesario ya que en el 2013, con Sandro Rosell de presidente y Bartomeu de vicepresidente, se cambiaron los estatutos para subir del 5% al 15% el porcentaje mínimo de socios necesarios para poder forzar el plebiscito. 

Tres años después del intento fallido de Benedito, los críticos con la actual directiva han conseguido 8.000 rúbricas más, movilizando el descontento después de un año en blanco, al que se ha unido el 'Barçagate' y el intento de Messi de dejar el Camp Nou, harto de Bartomeu. Las palabras de la estrella argentina, que acusó al presidente de no tener palabra y denunció que "hace tiempo que no hay proyecto ni nada, se van haciendo malabares y tapando agujeros", han sido el combustible que ha disparado a Més que una moció, que agrupa a ocho grupos de socios y a tres precandidaturas a la presidencia del club: Jordi Farré, Víctor Font y Lluís Fernàndez Alà. En el día que se cumplen 20 años de la llegada de Leo a Barcelona, han alcanzado un objetivo que parecía casi imposible con la ayuda indirecta del genio rosarino.

Proceso de validación

En la moción de censura de Laporta contra Núñez se aceptaron 5.664 de las 6.014 rubricas (94%) y en la de Giralt 9.145 de 9.473 (97%). Aunque los promotores habían anunciado 20.731, tras el recuento del club habían 20.687, 44 menos. Pero el amplio colchón obtenido hace estar convencidos a los impulsores de que pasarán también con mucho margen el proceso de validación. "Hemos sido muy rigurosos en la contabilidad", apuntó Duch, señalando que que si se supera el 6% de firmas invalidadas "será sospechoso", pero convencido de que no pasará "nada raro". Si no hay contratiempos y la pandemia no evita que se pueda ir a votar, los críticos de Bartomeu están convencidos de que también golearán en el referéndum,  "Con estas cifras, calculamos que a Bartomeu tendrían que darle apoyo 12.000 socios en las urnas y no creo que haya 12.000 que lo hicieran", advirtió Farré, que recordó que el coronavirus no había evitado, por ejemplo, que en Galicia y el País Vasco se celebraran elecciones este año.