12 ago 2020

Ir a contenido

"GRIEZMANN PIDIÓ EL CAMBIO"

Setién: "Había cansancio, seguramente Messi también tiene que descansar"

El técnico recalca que el bajón del equipo en la segunda parte fue "un problema físico y no futbolístico"

El entrenador lamenta que el dominio de la primera mitad no se reflejara en un marcador más amplio

Marcos López

Setién, con preocupación, asiste al choque del Barça contra el Valladolid en el Nuevo Zorrilla.

Setién, con preocupación, asiste al choque del Barça contra el Valladolid en el Nuevo Zorrilla. / AFP / CÉSAR MANSO

Terminó el Barça parapetado en el área de Ter Stegen. Y no fue, según recordó ayer Quique Setién, "un problema futbolístico". Apuntó el técnico del Barça que el problema «es físico», al punto de que reveló que "Griezmann tenía molestias y él pidió el cambio", por lo que justificó las decisiones tácticas que iba adoptando en un partido que empezó bien y acabó mal.

Llegó a pensar en cambiar a Messi, pero tal y como estaba el partido no tuvo más remedio que quedarse con el astro en el campo durante los 94 minutos que duró el partido. "Seguramente también tiene que descansar", ha reconocido el técnico, aunque no lo quitó del partido. No ha tenido Leo ni un segundo de descanso desde que se reemprendió el fútbol posCovid-19.

"Teníamos que haber resuelto en la primera parte, con dos o tres goles, de forma clara. Luego, todo se complica", contó Setién, reconociendo que "había cansancio en varios jugadores porque llevan mucha tralla", por lo que escogió la vía pragmática.

"Teníamos que haber resuelto en la primera parte, con dos o tres goles, de forma clara. Luego, todo se complica"

"Hemos sufrido al final, el equipo estaba cansado", recalcó el técnico cántabro, admitiendo que «había faltado frescura» en algunos futbolistas. Todo viene, además, como consecuencia de la falta de puntería de los primeros 45 minutos. "Hemos hecho una primera parte, unos 30 o 35 minutos muy buenos, en los que debiamos haber tenido un marcado mucho más favorable. Luego, el Valladolid ha empezado a sacar jugadores más rápidos, con balones al área y nos costaba defender por el cansancio. No quedaba otra que replegar".

Fortalecer el área

De ahí, que Setién volviera en el tramo final de la segunda mitad, angustiado como estaba por el ajustado marcador, a la línea de tres centrales con la aparición de Araujo y Junior Firpo escoltando a Piqué, el único que no descansa nunca. "Teníamos que fortalecer un poco el área ante tantos centros y creo que lo hemos minimizado. Ese ha sido el motivo de volver a los tres atrás", apuntó el técnico, quien dijo que "estamos haciendo méritos para estar mejor de los que estamos, es la repetición de otros partidos".