ACTUALIDAD AZULGRANA

El Barça y la Juventus dialogan sobre Pjanic y Semedo

El club azulgrana se interesa por el centrocampista bosnio y el italiano pregunta por el lateral derecho portugués

Semedo, durante el partido del año pasado ante el Inter en el Camp Nou.

Semedo, durante el partido del año pasado ante el Inter en el Camp Nou.

Se lee en minutos

Albert Guasch

Desde los despachos del Barça se admite el interés en contratar al serbio Miralem Pjanic, centrocampista de 30 años de la Juventus. La 'Vecchia Signora' ha preguntado en las oficinas de la entidad azulgrana por Semedo, el lateral portugués de 27 años que llegó hace tres años al Camp Nou. Visto el interés por un jugador respectivo, el diálogo se ha hecho fluido entre las dos entidades en las últimas fechas. Falta ver si se produce el encaje.

Pjanic, un futbolista de elevada calidad y también de elevada ficha ('La Gazzetta dello Sport' apuntaba a que su salario asciende a los 7,5 millones netos por temporada, el cuarto mejor pagado del equipo), habría mostrado ya su disposición a abandonar Turín, adonde llegó en el 2016 a razón de 32 millones de euros.

Pjanic, tras un gol con la Juventus. / REUTERS

Lo difícil al plantearse este tipo de intercambios siempre surge desde el equipo barcelonista. Las reticencias a abandonar un buen salario, un club grande y una ciudad cómoda, amén de querer gobernar el propio destino, suelen ser rutinarias e impiden los cacareados trueques. Pero esta vez Semedo parece no poner las pegas para salir que puso Arthur.

Mendes en la operación

Semedo está representado por el todopoderoso Jorge Mendes, quien mantiene una cordial relación con Josep Maria Bartomeu y el departamento técnico. Su papel no responde precisamente al perfil de indispensable. No obstante, pese a su inconsistencia, el portugués tiene mercado. Lo quiso el Atlético, lo quiso el PSG y ahora la Juventus. Siempre con cifras altas, bordeando los 50 millones.

Te puede interesar

El verano pasado el Barça se negó a atender las diferentes propuestas que recibía por el lateral, pero en estos tiempos de pandemia nadie se queda fuera del aparador, salvo Messi, Ter Stegen y De Jong. El tanteo de la Vecchia Signora debería cuadrar con la planificación de tesorería azulgrana. Porque aparte de Pjanic, al que habría que ajustar la ficha para mantener controlada la desmadrada masa salarial global, el Barça debería recibir una necesitaria cantidad de dinero que está por definir. La diferencia de edad pesa. 

El Barça ya ha pagado 35 millones por Semedo y le quedan 14 por amortizar, según detalló ayer 'Mundo Deportivo', y está a siete partidos de tener que abonar cinco más al Benfica.