28 sep 2020

Ir a contenido

POR EL COVID-19

El confinamiento de las estrellas del Barça

La plantilla intenta sobrellevar el parón por la pandemia mientras todavía sigue debatiendo la respuesta al erte lanzado por el club

Bartomeu confía en que los futbolistas se unan al recorte salarial aceptado por los deportistas profesionales de las cuatro secciones

Marcos López

Una vista del cartel que da la bienvenida a los aficionados en el Camp Nou, cerrado por tercer fin de semana consecutivo.

Una vista del cartel que da la bienvenida a los aficionados en el Camp Nou, cerrado por tercer fin de semana consecutivo. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

Encerrados en sus casas llevan ya más de dos semanas los jugadores del Barça. Y quedan, como mínimo, dos semanas más. Esperando junto a sus familias, como millones y millones de ciudadanos en todo el planeta, que la terrible pandemia del coronavirus termine . Asumiendo, aunque no lo digan abiertamente a través de sus canales de comunicación por las redes sociales, que el fútbol, como lo habían entendido hasta ahora, cambiará. ¿El Barça? También. Ycambiará mucho más de lo imaginable.

Espera el presidente que la plantilla acepte la rebaja salarial. Mientras el vestuario lo decide, los gestos de solidaridad son de carácter individual

Para empezar, el club azulgrana fue el primero en anunciar un erte (expediente de regulación temporal de empresa) que afecta a todos. Jugadores, todos los de las secciones (baloncesto, balonmano, hockey sobre patines y fútbol-sala) ya han aceptado, técnicos, ejecutivos y personal no deportivo. Un 70% de la reducción salarial. Exista o no acuerdo con la plantilla profesional de fútbol, la última que queda por aceptar el erte. Y la más importante. Su masa salarial representa el 61 % del club.

La llamada a Bartomeu

Bartomeu necesita, más que nunca, la complicidad de los jugadores para garantizar la viabilidad económica del Barça. Una complicidad que ha ido perdiendo con el paso del tiempo. Pero el presidente aún confía en recibir una llamada de los cuatro capitanes (Messi, Busquets, Sergi Roberto y Piqué) para ejecutar tan necesario erte. 

Una llamada que ya recibió la Juventus cuando Chiellini, su capitán, armó un pacto con las vacas sagradas (Cristiano Ronaldo, entre ellos) para recortarse el sueldo durante cuatro meses y ahorrar al club 90 millones de euros. Bayern Múnich y Borussia Dortmund lo hicieron antes en Alemania.

Messi, solidario

Donó el capitán un millón de euros para la compra de material sanitario destinados al Hospital Clínic de Barcelona y a un hospital argentino. También ha participado el astro en las numerosas campañas de concienciación social para que todos sigan a rajatabla el confinamiento. 

Busquets, comprometido

También se ha unido el 2º capitán a la ola de solidaridad participando en  la campaña de Nadal y Gasol para recaudar 11 millones destinados a la Cruz Roja. "Mi aportación ya está de camino y quería agradecer a todo el personal sanitario y a todas las fuerzas de seguridad. Su trabajo es espectacular".

Sergi Roberto, activo

Participó como capitán en las diversas reuniones telemáticas que han tenido con el presidente Bartomeu para negociar el impacto que tendrá el erte en la plantilla. Debía jugar la Liga E-Sports virtual junto al resto de compañeros de la Liga, pero al final, por incompatibilidad de patrocinios con el club, no pudo jugar.

Piqué, responsabilizado

"Es una situación muy difícil. Creo que va a costar, pasaremos momentos complicados, gente cercana que va a sufrir, otros lo van a sufrir en primera persona. Entre todos hay que sacarlo adelante y entre todos somos invencibles", dijo el cuarto capitán, tras unirse también a la llamada de Nadal y Gasol con Cruz Roja.

Luis Suárez, aplicado

Continúa recuperándose de la grave lesión que padeció en la rodilla siguiendo a distancia, y en su domicilio, claro, el plan de trabajo del fisioterepaeuta JuanjoBrau. Ha donado ya 500 bolsas de alimentos básicos para Casavalle, un barrio humilde de Montevideo, con artículos de limpieza y desinfectantes.

Griezmann, discreto

Confinado en casa como todos, se mantiene absolutamente al margen de todos los comentarios sobre su futuro. Ha escogido la estrella francesa una vía sosegada, rodeado por su familia, sin pensar en la posibilidad de que no pueda seguir el próximo curso en el Camp Nou.

Rakitic, ultrapreparado

"Pocas veces me he sentido tan entrenado como ahora. Tengo la suerte de tener un gimnasio en casa y mi mujer está muy enganchada. Lo que tenemos que hacer todos es respetarnos. A todos nos gustaría estar fuera, pero tenemos que entender la situación y hacerlo todos juntos», afirma el centrocampista croata.

Ter Stegen, hiperactivo

Ha interactuado con sus seguidores respondiendo, vía Twitter, todas las cuestiones y luego en un chat organizado por el Barça el pasado sábado. Fue el primero en compartir con los aficionados el teletrabajo haciendo un entrenamiento en su casa siguiendo un curso on-line de Pinto, el exportero azulgrana.

Jordi Alba, generoso

"Yo también formo parte de la campaña #cruzrojaresponde iniciada por Nadal y Gasol para aportar mi granito de arena. Invito a todos a unirse. Querría agradecer el trabajo de todos los profesionales de la medicina y de los cuerpos y fuerzas de seguridad. Debemos estar más unidos que nunca", ha recalcado el lateral zurdo azulgrana.

Semedo, reservado

Su nombre aparece con frecuencia en el posible mercado de fichajes del verano ya que hay varios clubs interesados, o lo estaban antes, en el lateral portugués. Ha elegido el camino de la moderación después de que se decretara el Estado de Alarma. Sus mensajes en las redes sociales han sido pocos y espaciados.

Braithwaite, viajero

Vivía en un hotel de Barcelona que se cerró al decretarse el confinamiento. Volvió a Madrid junto a su esposa, que está embarazada. Esperan el cuarto hijo. "Tengo la sensación de que hago más que en mi día a día normal. De hecho, he perdido peso desde que todo esto empezó", ha dicho el delantero danés.

Frenkie de Jong, emotivo

Recordó que hubo una persona  clave para fichar por el Barça. Fue ‘Appie’ Nouri , excompañero en el Ajax, que ha despertado del coma tras casi tres años. Me senté con él y entonces su madre entró. ‘Appie, ¿dónde debe ir Frenkie? ¿Al Barcelona? Ella alzó su ceja, fue algo especial", ha revelado el centrocampista azulgrana.

Quique Setién, lector y cocinero

"Echo mucho de menos el verde, la adrenalina. Ahora en el confinamiento estoy leyendo un libro solidario escrito por los periodistas deportivos de Barcelona", ha contado el entrenador del Barcelona. "Mi especialidad es la tortilla de patatas. Me sale de maravilla. de patatas. ¿Series? No, no veo muchas. La última que vi fue Juego de Tronos".

Eder Sarabia, alumno

"Estoy aprendiendo catalán en un curso on line al que me ha apuntado. También juego a ajedrez y sigo la serie You, a la que estoy enganchado", ha contado el ayudante de Quique Setién, quien sale cada día, a las ocho de la tarde, al balcón de su casa para aplaudir, como miles de ciudadanos, la labor de los sanitarios. 

Pascua Ibarrola, escritor

‘Crónicas de un confinamiento’ es el título del blog que escribe JonPasqua Ibarrola, el entrenador de porteros del Barça. Hacia 10 meses que no escribía. "Más de 20 siglos después, esta pandemia nos demuestra que ‘Tratados morales’ de Lucio Anneo Séneca sigue teniendo sentido", relata.

Bartomeu, teletrabajo

Delante de una pantalla está horas y horas el presidente del Barça. Ya sea en una vídeo reunión con los ejecutivos del club, de la Liga, de la UEFA... Ha odenado Bartomeu una "medida excepcional", un erte a la plantilla y trabajadores, para mantener la viabilidad del club en una crisis insólita.