LAS CLAVES DE LA GOLEADA

Análisis táctico: el nuevo delantero es Vidal

Setién ubica al centrocampista chileno como extremo izquierdo pese a que ya tenía el refuerzo de Braithwaite

Messi, Griezmann y Vidal se abrazan tras marcar un gol.

Messi, Griezmann y Vidal se abrazan tras marcar un gol. / jordi cotrina

Se lee en minutos

Joan Domènech

1. Con la cabeza en Nápoles

Sin que hubiera partido intersemanal, Setién hizo cinco cambios en la alineación. El partido intersemanal es el martes (el Nápoles en la Champions). Ese fue el motivo de los relevos que llevaron a De Jong, Ansu Fati y Sergi Roberto al banquillo. En la sacudida que hubo en el once inicial, lo más llamativo fue la ubicación de Arturo Vidal como extremo izquierdo. Justo cuando había más delanteros disponibles tras el fichaje, el jueves, de Martin Braithwaite.

Vidal felicita a Arthur, el autor del quinto gol al Eibar. / joan monfort (ap)

2. Las diagonales de  Ter Stegen 

La insólita ubicación de Vidal respondía a un motivo. Setién quería que el chileno recibiera los pases largos de Ter Stegen si la presión adelantada del Eibar obligaba a que fuera el meta el iniciador del juego. Confiaba más en él que en Fati y Griezmann para proteger ese primer balón a costa de perder profundidad. La amplitud la conservó. Ter Stegen fue el lanzador principal en el comienzo del partido. Qué diferencia respecto a Dmitrovic en la calidad de los pases.

Palomita de Ter Stegen para detener un remate del Eibar. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Noticias relacionadas

3. La eficacia se impone a todo

El primer remate fue del Eibar. Y el segundo también. Uno lo paró Ter Stegen y el otro fue gol anulado. El primer disparo tras el descanso también fue del Eibar, pero entonces ya perdía por 3-0. Entre medio, se habían producido tres remates de Messi. Los tres terminaron en el fondo de la red. La mala racha de los 32 disparos sin gol se había acabado. Se acabó también la crispada tarde que pudiera augurarse. De la nada creo Messi tres goles, mientras Ter Stegen seguía abortando todos los intentos del cuadro visitante.