09 ago 2020

Ir a contenido

OTRO PROBLEMA MUSCULAR

La lesión de Alba complica la vida al Barça

El lateral sufre una lesión en el abductor de la pierna derecha y su periodo de baja no está claro justo cuando se acerca la Champions y el partido contra el Madrid

Marcos López

Alba, tendido en el suelo, lesionado.

Alba, tendido en el suelo, lesionado.

No hay día tranquilo para Quique Setién. Más pendiente debe estar el entrenador casi de la enfermería del campo. Apenas se había iniciado el encuentro contra el Getafe cuando Jordi Alba levantó la mano y ordenó incluso a Junior Firpo que acelerara su calentamiento porque se había roto. Otro jugador menos para el técnico, que está sin dos delanteros de enorme influencia en el equipo (Luis Suárez y Dembélé) y ahora, justo cuando se acerca la Champions y el duelo con el Madrid el próximo 1 de marzo en el Bernabéu, cae también Alba. 

El club, cuando todavía no había acabado el partido, ya emitía un primer diagnóstico. "Sufre una lesión en el abductor de la pierna derecha", se limitó a comunicar, sin dar período alguno de baja. Pero solo quedan 10 días para que el Barça visite San Paolo, el hogar del Nápoles, y será complicado que pueda estar en el retorno a la Champions. 

"Quise reventarla..."

Otro problema, y realmente serio, para Setién porque en cada partido va perdiendo una pieza de enorme valor. Queda pendiente de saberse cuánto tiempo deberá estar Alba de baja. Le toca, por lo tanto, a Junior Firpo asumir la responsabilidad en el flanco izquierdo de la zaga, quedando siempre como alternativa de emergencia la posibilidad de reciclar a Sergi Roberto o incluso Semedo a ese rol.

Mientras, Griezmann valoraba la gran asistencia de Messi en el 1-0, prueba de que se empiezan a conocer. «Hemos sufrido. A veces, viene bien sufrir», dijo el delantero francés. «¿El pase de Leo? Llevo siete meses aquí, estamos disfutando de trabajar juntos», recordó Griezmann, convencido de que «eso irá mejor, seguro».

Después, el exjugador del Atlético admitió que cometió un error para liquidar el partido con el 3-1. «Quise reventarla con la pierna derecha. Me quedó en la pierna mala». Y antes de irse al vestuario, dijo: «Estoy muy feliz aquí, mi familia también», en una frase que sonó a réplica a un reciente artículo de 'France Football' que subrayaba lo contrario.