17 feb 2020

Ir a contenido

NO HUBO CLÁSICO

Leganés, copa tranquila para el Barça

El equipo de Setién recibirá la próxima semana al penúltimo clasificado de la Liga a partido único y en el Camp Nou

Aguirre ha perdido a En-Nesyri, su gran estrella, en el mercado de invierno al ser vendido al Sevilla por 20 millones

Marcos López

Arturo Vidal celebra su gol decisivo en Butarque para darle el triunfo al Barça (1-2).

Arturo Vidal celebra su gol decisivo en Butarque para darle el triunfo al Barça (1-2). / AP / PAUL WHITE

No hubo clásico. Ni tampoco una eliminatoria potente en el sorteo de los octavos de final de la Copa del Rey, que se disputará la próxima semana. Tras el susto, serio susto que recibió el Barça en Ibiza (el segundo gol de Griezmann llegó en el tiempo añadido) ahora le tocará medirse al Leganés, el penúltimo clasificado en la Liga con 14 puntos, empatado con el Espanyol, que figura en la cola. Pero tanto Madrid, que se enfrentará en La Romareda al Zaragoza como los azulgranas recibiendo en su casa al equipo de Javier Aguirre), se han librado de un choque directo que les desgastaría aún más en el pulso por la Liga.

Será un duelo a partido único y en el Camp Nou, lo que facilitará todavía más el trabajo al equipo de Quique Setién. El último precedente de un choque con el Leganés se remonta al pasado 23 de noviembre cuando el Barça visitó Butarque. No lo tuvo entonces nada fácil el equipo dirigido por Ernesto Valverde.

Sufrimiento en Butarque

Acabó ganando el partido (1-2), pero sufrió para remontar el tanto inicial de En-Nesyri (m 12). Pero el delantero marroquí, de 22 años, ya no está con el Leganés porque en este mercado de invierno fue vendido al Sevilla por 20 millones de euros. Tampoco estará el lesionado Luis Suárez, quien firmó el 1-1 (m. 53) en una acción a balón parado. También con otra jugada de estrategia terminó remontando el Barça del Txingurri gracias a un extraño tanto de Arturo Vidal (m. 79). El chileno será el único de los cuatro protagonistas que pueda repetir la próxima semana en el Camp Nou.

Mientras En-Nesyri ya es sevillista, Luis Suárez ha iniciado el proceso de su seria lesión en la rodilla derecha que le hizo pasar por el quirófano y le obligará a estar cuatro meses de baja y Valverde ha desaparecido del banquillo azulgrana. A Setién, que tiene ahora por delante el duelo liguero en Mestalla contra el Valencia, le toca ahora una Copa más tranquila que en Ibiza donde su equipo necesitó 68 minutos para realizar su primer disparo a puerta. Luego, apareció Griezmann con dos goles salvadores para que el Barça dispute esta próxima semana los octavos de final contra el Leganés de Javier Aguirre, que había eliminado previamente al Ebro (0-1). 

Al Leganés, además, le interesa la Liga, necesitado como está de sacar puntos lo antes posible para huir de esa zona tenebrosa de la clasificación, a cuatro puntos del descenso, los que le marca el Mallorca (suma 18). Y se enfrenta a una semana llena de peligros. Visita el domingo (12.00 h) el estadio Metropolitano para enfrentarse al Atlético herido y abochornado tras su eliminación copera ante la Cultural Leonesa, luego viaja al Camp Nou en la Copa y después recibe a la Real Sociedad en Butarque.