Ir a contenido

PARTIDO EN EL AIRE

Un clásico bloqueado: Competición aplaza la decisión sobre el Barça-Madrid

Los dos clubs están de acuerdo en jugar el 18 de diciembre pero Tebas presiona para que se dispute en otra fecha

Albert Guasch

Messi y Suárez festejan un gol en el Camp Nou.

Messi y Suárez festejan un gol en el Camp Nou. / JORDI COTRINA

Se sabe que el Barcelona-Real Madrid no se va a disputar este próximo sábado como estaba previsto desde que se confeccionó el calendario. Lo que se desconoce aún es cuándo se va a jugar. La decisión sobre la fecha sustitutoria se aplazó al menos otro día.

Javier Tebas, presidente de LaLiga, dinamitó la semana pasada el campeonato para salvaguardar la imagen integral de España, temeroso de un festival independentista en el Camp Nou. El Comité de Competición le compró los miedos en nombre de la seguridad y pospuso el primer clásico de la temporada. Pero esa coincidencia de pareceres ha durado poco y ha mutado ya en las disensiones habituales del fútbol español.

Ayer el Comité de Competición, dependiente de la Federación Española de Fútbol, se reunió en un par de ocasiones a lo largo del día. Tras dos encuentros no fue capaz de consensuar la fecha alternativa con LaLiga, la patronal de clubs que dirige Tebas, que quiere imponer sus condiciones.  

El Barça y el Madrid se pusieron enseguida de acuerdo: jugar el 18 de diciembre. A la Federación le pareció bien. Pero aquí intervino de nuevo Tebas, tan pendiente de la imagen rojigualda como del negocio. El 18 de diciembre cae en miércoles, lo que obligaría a un horario nocturno, inaceptable para el presidente de LaLiga. Quiere un fin de semana. Por eso trata de forzar el 7 de diciembre, un sábado, y que sea a las 13 horas para atender sus contratos con el extenso mercado asiático.

"Un daño terrible"

"Las quejas que estoy recibiendo de las teles asiáticas son importantes", dijo ayer el dirigente ultraconservador. "Saben que un clásico que es para Asia y otra para América. Pretender cambiarlo… El daño sería terrible".

Y testarudo como es, ha conseguido bloquear por ahora la designación del 18 de diciembre. El Comité envió anoche, casi a las 22.00 horas, un comunicado en el que solicitaba a los dos clubs afectados su posición tras recibir dos nuevas alegaciones de parte de LaLiga contra el día 18. Tienen de plazo hasta las 20 horas de hoy para responder. Y entonces los tres integrantes del Comité volverá a reunirse. 

Derechos de televisión

Tebas, según apuntaron anoche algunas informaciones, estaría dispuesto a aceptar el 4 de diciembre como mal menor, aunque sea miércoles, porque al menos no choca con la Copa del Rey del día 18, una eliminatoria para la que no ha conseguido comprador de los derechos de televisión. Imposible ya con el clásico por en medio. Además, añade, el día que desean Barça y Madrid se juega la semifinal del Mundial de Clubs, con derechos de televisión ya vendidos.

Todo apunta a que si los clubs insisten en el día 18 de diciembre y el Comité, formado por tres jueces, avalan esa decisión, Tebas recurrirá ante el Consejo Superior de Deportes en primera instancia y a la justicia ordinaria, en segunda, pidiendo incluso daños y perjuicios. Una pugna más entre LaLiga y la Federación, eternamente en conflicto de competencias, ahora con el clásico como rehén.