Ir a contenido

CASO CLÍNICO Y POLÉMICO

Dembélé ocultó las molestias hasta que se rompió

La quinta lesión muscular que sufre en dos temporadas, la cuarta en la misma pierna, subraya la insólita fragilidad del delantero

El futbolista francés acabó el partido de Bilbao con la mano en el muslo izquierdo sin aclarar con los médicos el alcance de los dolores

Joan Domènech

Dembélé habla con José Antonio Pozanco, el preparador físico del Barça.

Dembélé habla con José Antonio Pozanco, el preparador físico del Barça. / FCB

Las fibras blancas de Ousmane Dembélé son de una fragilidad asombrosa. A pesar de que los músculos isquiotibiales (el grupo que forman el bíceps femoral, el semimembranoso y el semitendinoso en la parte posterior de la pierna) concentren gran parte de las dolencias de los futbolistas, el caso del delantero francés pasa de castaño oscuro por la propensión de dolencias en las dos temporadas que lleva en el Barça: seis lesiones, cinco de ellas musculares en la misma zona. Un futbolista de cristal.

El Barça informó el lunes de que Dembélé había sufrido una rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda, con un pronóstico de baja de cinco semanas. Traducido al calendario del once azulgrana, serán cinco partidos de ausencia, gracias al parón de dos semanas por los partidos de selecciones que habrá entre el 2 y el 13 de septiembre. Podrían haber sido más.

Griezmann, Rafinha y Carles Pérez será el ataque azulgrana ante el Betis si Messi no reaparece

Delantera en cuadro

El nuevo percance de Dembélé, de 22 años, erosiona gravemente el panorama inmediato del equipo. De la delantera en particular. Leo Messi  y Luis Suárez también están de baja por sendas rasgaduras en sóleo. Ernesto Valverde cuenta con Antoine Griezmann como único delantero. Rafinha y Carles Pérez completarán el ataque ante el Betis este domingo (21 horas) si Messi aún no está recuperado.

16 de septiembre del 2017. Getafe-Barça. Primera lesión en el bíceps femoral izquierdo. / JAVI FERRANDIZ

Dembélé ha jugado 66 partidos de 120 posibles, apenas el 55%. Un porcentaje lamentable teniendo en cuenta que hubo 40 partidos (el 30%) en los que estuvo de baja; es decir, no jugó por estar indisponible, no por ser un descarte técnico.

Dembélé ha jugado solo el 55% de los partidos (66 de 120) y el 30% del tiempo (40 partidos) ha estado lesionado

Del viernes al lunes

La lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda llega en circunstancias poco claras. Al parecer, el jugador notó molestias al final del partido de Bilbao. De manera perceptible se llevó la mano al muslo más de una vez.  Preguntado por ello por el médico del Barça, el delantero restó importancia.

El diario As (y supo este diario) explicó que Dembélé fue citado para una revisión médica el sábado por la mañana para aclarar si había alguna dolencia y el jugador, que disponía de fiesta hasta el lunes por la tarde, optó por no acudir, restando trascendencia a su dolor. Antes del entrenamiento, según el rotativo, no se quejó a los médicos. Luego iniciada la sesión, se rompió.

20 de enero del 2019. Barça-Leganés. Cuarta lesión, la única no muscular: esguince en el tobillo izquierdo. / JORDI COTRINA

Otras informaciones consignaron que Dembélé, presuntamente, había aprovechado los dos días y medio de fiesta para volar a Senegal. El agente del internacional francés lo desmintió. Dijo que había viajado a Rennes a visitar a su madre.

La genética, lo único incontrolable

Sea como fuere, el hecho es que Dembélé  acumula cinco lesiones musculares en los isquiotibiales, cuatro en la izquierda y uno en la derecha, desde que se produjo la primera en Getafe. La otra lesión fue un esguince de tobillo. Cuando llegó al Barça en el verano del 2017 desde el Borussia Dortmund su expediente futbolístico solo presentaba una en el flexor de la cadera con apenas 10 días de baja.

Messi sufría de joven lesiones musculares hasta que cambió la alimentación

La genética, la preparación (el entrenamiento c omo el descanso) y la alimentación son los tres factores que construyen la solidez o la debilidad física de un deportista de élite. En la ecuación solo hay un aspecto en el que Dembélé ni el Barça pueden incidir: el primero.

4 de mayo del 2019. Quinta lesión, cuarta muscular, en el bíceps femoral derecho. / ÓSCaR DEL POZO (aFp)

Fuentes del club explicaron que el atacante disponía de un cocinero desde poco después de su llegada para cuidar de su dieta y paliar uno de los focos de peligro. Los entrenamientos y el trabajo físico son controlados por los médicos y los fisioterapeutas azulgranas. El descanso es la única circunstancia que depende única y exclusivamente del futbolista. Algunas informaciones oficiosas aluden a la vida desordenada de Dembélé.

El ejemplo de Messi

Algo parecido en los inicios de su carrera sufrió Messi, que en la temporada 2005-06 (con 19 años) sufrió dos roturas en el bíceps de la pierna derecha, perdiéndose 15 partidos (eso le impidió jugar la final de la Champions de París) y dos más en el bíceps femoral izquierdo en la 2007-08 con 14 partidos más de baja.

Cambios en la alimentación y una tutela más efectiva dispararon el rendimiento de Messi, que en las siguientes 11 temporadas solo sufrió dos lesiones del mismo tipo. Dembélé y el Barça están a tiempo.