Ir a contenido

LAS REACCIONES

Valverde: "El gol de Suárez es clarísimo, como un piano"

Valverde admite que el Barça "pierde mucho" con la lesión del francés, que podría estar dos semanas de baja

Marcos López

Suárez se anticipa a Cuéllar en la jugada del 2-1 del Barça al Leganés.

Suárez se anticipa a Cuéllar en la jugada del 2-1 del Barça al Leganés. / JORDI COTRINA

A Valverde se le veía fuera de sí cuando el colegiado vasco De Burgos Bengoetxea indicaba que se jugaban siete minutos por encima de los 90 reglamentarios. A Valverde se le veía también enfadado por las pérdidas absurdas de Coutinho, que se ganó el murmullo del Camp Nou cansado de ver cómo no levanta el vuelo. A Valverde se le veía también preocupado porque justo ahora, cuando emergía la mejor versión de Dembélé, se rompe.

El Leganés, entretanto, echaba fuego por la boca con el 2-1 de Suárez. "Era falta clarísima, el Barcelona no necesita estas ayudas, no se puede tocar al portero en el área pequeña", contó Mauricio Pellegrino, el técnico del conjunto madrileño, desconociendo que en el reglamento esa regla (no tocar al portero) no existe.

Entre 10 y 15 días de baja

"Ha sido un pequeño esguince de tobillo", dijo aliviado Valverde, quien pensó que podría ser mucho más grave. El club, de forma inmediata, envió un comunicado médico confirmando que Dembélé padece "un esguince en el tobillo izquierdo". Pero no apuntaba nada más, pendiente de las pruebas médicas a las que será sometido hoy. En este sentido, el técnico fue mucho más claro. "Vamos a ver, vamos a esperar, aunque no creo que esté demasiado tiempo", contó el entrenador del Barcelona. Podrían ser 10 o 15 días de baja.

Dembélé se lamenta de su lesión en el tobillo izquierdo. / JORDI COTRINA

"Lo que le sale a Ousmane es mérito tuyo. Estamos encantados con él" (Valverde)

“No tengo ni idea de cuánto tiempo estará de baja. Sé que es un esguince, pero esperamos que no sea un tiempo excesivo. No me atrevo a decir nada más", afirmó Valverde más tranquilo porque temía incluso “una lesión muscular”, algo que no se dio. "Lo que le sale a él es por mérito suyo, estamos encantados con él, con su trabajo”, aseguró el técnico. “Es una pena, perdemos mucho”, recalcó asumiendo que a partir de ahora habrá más jugadores que deberá dosificar en los próximos partidos.

"Es una pena la lesión de Ousmane porque tienes menos cambios. Pero habrá jugadores que deberán descansar y entrarán media hora. Ousmane está tranquilo, vamos a esperar que no sea demasiado. Es un jugador absolutamente desequilibrante", contó Valverde. "Ousmane está siendo muy importante para nosotros, ha dado un paso adelante, ya va entendiendo nuestro juego", reconoció Sergi Roberto ilustrando el enorme valor que ha adquirido el delantero francés en el juego ofensivo del equipo. “Es un jugador desequilibrante, que nos da muchas cosas. Nos da goles, nos da regate”, añadió el centrocampista azulgrana, mientras todos coincidían en salir a defender a Coutinho, un jugador que se va apagando con el paso del tiempo.

Messi, en el banquillo del Camp Nou. / JORDI COTRINA

"¿La suplencia de Leo? La capacidad de intimidación que genera y luego lo que hace es increíble" (Valverde)

Es una idea que el primero en defender es Valverde. "Estamos encantados con Coutinho, lo que queremos es jugadores que no pasen desapercibidos. Y él no lo hace", aseguró Valverde. El problema es que no tiene peso alguno en el juego del equipo. Y, al final, tuvo que salir Messi.

"¿La suplencia de Leo? Con él en el campo se van a generar situaciones de gol, lo sabemos nosotros, lo saben ellos. La capacidad de intimidación que genera y luego lo que hace, es increíble. Hay que dosificarlo, lo creen ellos, lo hablamos", argumentó el técnico recordando que había diseñado con la estrella argentina ese reparto de esfuerzos. Una política que aplicará a otros jugadores. De hecho, ya lo hizo con Rakitic y Lenglet, a quien descartó en el duelo con el Leganés.

Luego, Valverde, consciente del ruido que se viene encima por el gol de Suárez, estuvo más contundente que de costumbre. "Para mí, es un gol clarísimo. Como un piano de grande. Ya sé que se protesta. No toca al portero, lo han estado atendiendo un rato para el qué dirán, pero nada más", dijo el técnico en alusión al decisivo tanto del delantero uruguayo, una pieza clave, al igual que Messi.

"Es capaz Leo de darle la vuelta a un partido, con el trabajo de todos, obviamente. Ya merecíamos ir por delante sin él en el campo. El empate ha sido una jugada desafortunada. Luego salió Leo y nos ayudó a todos cuando tenemos algún apuro". Así ha sido siempre. Y aún continúa.